viernes, 28 de febrero de 2014

Viviendo en el Reino de Dios

Hermanos, Dios los bendiga abundantemente a todos en Cristo Jesús.

En los Reinos del mundo cuando a un hombre se lo honraba, ya sea por su fidelidad, por su sabiduría, se lo colmaba de honores. El Rey mandaba a que se lo vistiera con una ropa real, para que todo el mundo viera y reconociera a aquel hombre a quien el Rey honraba. No cualquiera podía andar con las ropas reales, sino a quién el rey quería honrar.

En la Biblia encontramos ejemplos de esto, voy a citar algunos.

"El asunto pareció bien a Faraón y a sus siervos, y dijo Faraón a sus siervos: ¿Acaso hallaremos a otro hombre como éste, en quien esté el espíritu de Dios? Y dijo Faraón a José: Pues que Dios te ha hecho saber todo esto, no hay entendido ni sabio como tú. Tú estarás sobre mi casa, y por tu palabra se gobernará todo mi pueblo; solamente en el trono seré yo mayor que tú. 41Dijo además Faraón a José: He aquí yo te he puesto sobre toda la tierra de Egipto. Entonces Faraón quitó su anillo de su mano, y lo puso en la mano de José, y lo hizo vestir de ropas de lino finísimo, y puso un collar de oro en su cuello; y lo hizo subir en su segundo carro, y pregonaron delante de él: ¡Doblad la rodilla!; y lo puso sobre toda la tierra de Egipto"(Genesis 41:37-43).

"Aquella misma noche se le fue el sueño al rey, y dijo que le trajesen el libro de las memorias y crónicas, y que las leyeran en su presencia. 2Entonces hallaron escrito que Mardoqueo había denunciado el complot de Bigtán y de Teres, dos eunucos del rey, de la guardia de la puerta, que habían procurado poner mano en el rey Asuero. 3Y dijo el rey: ¿Qué honra o qué distinción se hizo a Mardoqueo por esto? Y respondieron los servidores del rey, sus oficiales: Nada se ha hecho con él.
4Entonces dijo el rey: ¿Quién está en el patio? Y Amán había venido al patio exterior de la casa real, para hablarle al rey para que hiciese colgar a Mardoqueo en la horca que él le tenía preparada. 5Y los servidores del rey le respondieron: He aquí Amán está en el patio. Y el rey dijo: Que entre. 6Entró, pues, Amán, y el rey le dijo: ¿Qué se hará al hombre cuya honra desea el rey? Y dijo Amán en su corazón: ¿A quién deseará el rey honrar más que a mí? 7Y respondió Amán al rey: Para el varón cuya honra desea el rey, 8traigan el vestido real de que el rey se viste, y el caballo en que el rey cabalga, y la corona real que está puesta en su cabeza; 9y den el vestido y el caballo en mano de alguno de los príncipes más nobles del rey, y vistan a aquel varón cuya honra desea el rey, y llévenlo en el caballo por la plaza de la ciudad, y pregonen delante de él: Así se hará al varón cuya honra desea el rey. 10Entonces el rey dijo a Amán: Date prisa, toma el vestido y el caballo, como tú has dicho, y hazlo así con el judío Mardoqueo, que se sienta a la puerta real; no omitas nada de todo lo que has dicho. 11Y Amán tomó el vestido y el caballo, y vistió a Mardoqueo, y lo condujo a caballo por la plaza de la ciudad, e hizo pregonar delante de él: Así se hará al varón cuya honra desea el rey.


"Entonces mandó Belsasar vestir a Daniel de púrpura, y poner en su cuello un collar de oro, y proclamar que él era el tercer señor del reino"(Daniel 5:29).


Yo quiero hablarte de Cristo, el Rey y Salvador, rechazado por casi todo el mundo. Porque hoy muchos afirman vivir en el Reino de Dios, pero no hay en ellos ni un mandamiento de ese Reino vivo en su corazón, Cristo es el hombre a quien Dios honró, es el siervo escogido del que se habla en Isaias.

Jesús vino al mundo y los judíos rechazaron a su Rey, gritando ¡No tenemos otro rey mas que César! ¿Por qué? porque ellos no pudieron ver en su ceguera al Rey, como muchos de ustedes no pueden ver al Rey, porque ustedes no reconocen la vestidura que Cristo el Rey traía puesta, como aquellos no pudieron ver esta vestidura, sino que ellos esperaban ver un rey orgulloso, un rey rico que viviera en lujos, un rey vestido de ropas lujosas, por esta ceguera han despreciado al verdadero Rey.


Tu sigues los mismos pasos, porque hoy tu dices, yo soy hijo del Rey, yo soy un rey, y andas codiciando todo lo que un mundano tiene, tu dices si este mundano tiene este auto lujoso, yo también lo tengo que tener, por esa maldad y ceguera es que andas por ahí lleno de orgullo y maldad. Te pregunto; ¿Jesús andaba con ropas lujosas y en medio de riquezas materiales?

Tu me puedes decir, ¡tu no viste a Jesús! ¡cómo puedes hablar de su vestidura!

Pero yo te digo, que gracias a su eterna palabra yo si puedo ver esa vestidura real, que como el resplandor del sol brillaba y mostraba que él era el Rey y Salvador a quién el Rey del cielo honró para que los hombres lo glorificaran.

"Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos.Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo:
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.
Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.
Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.
Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.
Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros"(Mateo 5:1-12).

El Señor afirma esto

"Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;"(Mateo 11:29) .

Las bienaventuranzas no eran simples enseñanzas, sino era la propia vestidura de Jesús que glorificaba al Padre quién nos envió al Rey y Salvador, nosotros debemos aprender esto de él.

Los supuestos cristianos de hoy son maldicientes, impuros, rencorosos, mentirosos, hambrientos de las cosas terrenales, orgullosos, viven en deleites. Esta es la vestidura que en muchos se ve, la vestidura inmunda del reino de satanás.

Tu dices que eres parte del Reino de Dios, sin embargo vives otros mandamientos tan lejanos a los del Reino del Cielo, la Biblia dice que nosotros somos reyes de Dios en la tierra.

"Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono; 5y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre,y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén."(Apocalipsis 1:4-6).

Tal honra nos ha sido dada por medio de Cristo el Rey soberano sobre todos los reinos de la tierra, pero para tu decepción, la vestidura que se nos ha dado no es la que tu crees engañado hasta ahora, no es la del César, tu miras a tus pastores y dan asco como espuman sus codicias y avaricias, como ostentan sus lujos y se glorian en su poder y riquezas, tu estás ahí con esa ropa esplendorosa ante los ojos del mundo, pero no conocida por Dios.

Arrepientete sino llegará el día en el que tu vas a pretender entrar en las bodas del Cordero, pero los del Reino del Padre no te conocerán, y el Rey mismo te dirá que no te conoce por tu vestidura inmunda, aquella a la que tu considerabas real y majestuosa.

"Entonces dijo a sus siervos: Las bodas a la verdad están preparadas; mas los que fueron convidados no eran dignos. 9Id, pues, a las salidas de los caminos, y llamad a las bodas a cuantos halléis. 10Y saliendo los siervos por los caminos, juntaron a todos los que hallaron, juntamente malos y buenos; y las bodas fueron llenas de convidados.
11Y entró el rey para ver a los convidados, y vio allí a un hombre que no estaba vestido de boda. 12Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Mas él enmudeció. 13Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes"(Mateo 22:8--11).

¿Te das cuenta? Si vives en el Reino de Dios, sus mandamientos debes obedecer, no hay lugar a otro, la vestidura que el te dá es la que hace tu luz brillar en este mundo, pero andas caminando por el mundo y no hay diferencia entre los incrédulos y tu, las vestiduras son las mismas.

Pero si de verdad has creído en el Evangelio y te has arrepentido, tu vestidura será claramente visible por los hombres del mundo y glorificaran a Dios, no a ti, ni a tus conquistas vanas, sino a Dios que te resucitó de entre los muertos y te dió tal honra, estarás revestido de Mateo 5 y el Espiritu Santo no dejará que esa ropa envejezca, mira a modo ejemplo la ropa de Israel, en todo su camino la ropa no se envejeció, es un pobre ejemplo, pero es real cuando Dios nos da tal honra.

"Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre! 18Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. 19Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros. Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. 21Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo. Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; 24porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse"(Lucas 15:17-24).

¿Puedes ver? ¿Que haras cuando te falten todas las mentiras que te hacen creer esos mentirosos y avaros? Medita y arrepientete, vuelve al Único Rey para que tus vestiduras sean verdaderas.

El Reina en nosotros en este mundo, pero no para satisfacer nuestros caprichos, sino para mostrar su sabiduría , misericordia y ser en nosotros santificado y glorificado.

Dios cien años antes que naciera le puso nombre a Ciro, Rey de Persia, quien iba a dejar en libertad de la cautividad babilónica a Israel, pero Dios venía anunciando la venida del Rey y Salvador que nos libraría de la esclavitud del pecado, si Israel debía respeto al Rey de persia, cuanto mas nosotros si decimos creer en el Rey y nuestro Salvador Jesús, debemos temblar ante él.

El rey de persia cuando conquistó babilonia, dandole destrucción al reino caldeo, fué el instrumento en las manos de Dios para hacer regresar a su pueblo a su tierra, para que ellos volvieran a adorar a Dios con gozo de corazón, Jesús vino para destruir las obras del diablo, esto es a su reino, me ha librado de sus garras y por él vuelvo a Dios para adorarlo en verdad.

Pero tu lo rechazas! Lo niegas! por que sus vestiduras son locuras para ti, te has embriagado en el rey ostentoso de meras cosas terrenales que satanás te ha mostrado, él es tu rey si es que andas en toda avaricia, mentira y maldad.

Nos insultan, nos ofenden, por hablar que el Rey verdadero es otro al que este cristianismo falso llama rey

¿Cómo puedes conocer los mandamientos del Reino de Dios? ¿Cómo puedes saber acerca del Rey verdadero? ¿Como puedes ser vestido de la fragancia de Cristo?

Lee esta palabra y guardala en tu corazón.

"Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad"(Juan 17:17).

Tira a la basura todos los libros de hombres que tienes, solo agarra la Biblia en tus manos, comienza a leerla con corazón quebrantado como el corazón de aquel jovén de la parábola, tu mayor bien es ser vestido con ropas del Reino de Dios, no desprecies este bien.

Es real que somos sacerdotes y reyes de Dios en esta tierra, pero no para vivir como enseñan los falsos profetas en deleites, lujos, avaricia, sino para vivir como el ánduvo.

"El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo".

Dios los bendiga.




jueves, 20 de febrero de 2014

Los ídolos de la Apostasía

Dios les bendiga en su gran amor por medio de Cristo Jesús.

Hoy quiero hablar al respecto de los ídolos de la Apostasía, quizás cuando te diga quienes son vas a sorprenderte. En realidad no son solo las imágenes del catolicismo o de alguna otra religión, los ídolos principales de la apostasía son los hombres.

La razón por la cual hoy millones de almas se están perdiendo en una eternidad separados de Dios, es por la desmedida admiración a los hombres, la cual llamo idolatría. De esta manera aún siendo las doctrinas más horrendas de un pastor, los idólatras no pueden ver tales herejías, sino que siguen sumergidos en este tremendo pecado, la palabra de Dios no tiene cabida en ellos, quiero destacar que no solo me refiero a una iglesia, sino también a los hogares supuestamente cristianos, cuando hombres andan haciendo cualquier cosa bajo el nombre de Jesús y sus esposas e hijos lo siguen, en vez de temblar, reprender a sus maridos, ellas son cómplices de el en todas sus maldades.

Tal idolatría los Apóstoles la resistieron en gran manera, sabiendo ellos que la única gloria pertenece al Señor, siendo concientes que aquellas almas solo debían mirar hacia Cristo, Pablo o Pedro cuando hablaban no estaban hablando de ellos mismos, sino del Salvador, del único que tiene la verdad y la autoridad para salvar.

Un ídolo de piedra, yeso o madera no existe en si mismo, no existiría si no fuera porque el hombre los creó y les infundió vida que no tienen, de la misma manera todos los falsos evangelios que hoy andan por el mundo no existirían si no fuera por los hombres que lo crearon y que le infundieron vida que tampoco tiene. ¿Te das cuenta? Ellos mismos se consideran dioses, hay muchos con nombres como Cash Luna, Cesar Castellanos, Maldonado, Omar Cabrera, Pedro Ibarra, Marcos Witt, el papa Francisco, Edir Macedo, a los cuales el mundo entero está adorando.

"Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; y no queréis venir a mí para que tengáis vida. Gloria de los hombres no recibo. Mas yo os conozco, que no tenéis amor de Dios en vosotros. Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís; si otro viniere en su propio nombre, a ése recibiréis"(Juan 5:39-43).

Lo que debemos entender que el único que ha decendido del cielo para traernos el Evangelio de Salvación el cual oyó del Padre fué Jesus nuestro Señor, el vino en nombre del Padre, o sea con toda autoridad y poder verdadero, más tarde los discípulos continuarían con la misma doctrina, cuando se habla de la doctrina de los Apóstoles, no se refiere a nuevas cosas, sino al Evangelio de Cristo enseñado a ellos, porque ni Pedro, ni Pablo ni nadie de nosotros descendio del cielo, sino que el que es de arriba vino al mundo con todo el apoyo o sea el testimonio de Dios el Padre.

Los Cristianos de Hechos, no debían moverse del Fundamento que es Cristo ni a un centímetro de distancia, sino recordemos lo que paso a Ananía y Safira para advertencia a la iglesia.

El Señor dijo algo que nos ayudará a entender con claridad lo que estamos hablando.

"Como el Padre me envió, así yo los envío a ustedes" ¿Puedes entender esta palabra? ¿Ves cuan serio es esto? De la misma manera que el Dios Padre envió a su Hijo a predicar las buenas nuevas del Reino, nosotros somos enviados teniendo un solo fundamento, del cual no podemos movernos, cuando hablamos que este fundamento es Cristo, no podemos de ninguna manera separarlo del Evangelio revelado y enseñado, el único que fué manifestado desde la gloria de los cielos.

Ahora entiendes por qué el Señor dijo "El que me sigue debe negarse a si mismo" esto es morir a nuestro yo, porque todo lo que me rodeaba en mi ámbito en el que vivo, o sea todo lo que aprendí terrenalmente y de lo cual me gloriaba no sirve de nada, pero cuando se me revela el Evangelio que fué traido desde las alturas, de la gloria de Dios, tengo todo lo terrenal como basura y soy semejante a aquel hombre que se menciona en la parábola, aquel hombre que encuentra en un campo un tesoro escondido, entonces vende todo lo que tiene y compra ese campo (Mateo 13:44)

Esto es negarse a si mismo, para obtener lo más precioso que podemos recibir, el evangelio del Reino de Dios, de otra manera es imposible.

Hoy están caminando tan lejos de Cristo, porque viven en el pecado de la idolatría, esto ya está en el corazón de los hombres y estos falsos profetas son levantados para caída de muchos, ellos aman ser alabados y adorados, más un verdadero siervo del Señor hará como los hermanos verdaderos.

" Y cierto hombre de Listra estaba sentado, imposibilitado de los pies, cojo de nacimiento, que jamás había andado. 9Éste oyó hablar a Pablo, el cual, fijando en él sus ojos, y viendo que tenía fe para ser sanado, dijo a gran voz: Levántate derecho sobre tus pies. Y él saltó, y anduvo. Entonces la gente, visto lo que Pablo había hecho, alzó la voz, diciendo en lengua licaónica: Dioses bajo la semejanza de hombres han descendido a nosotros. Y a Bernabé llamaban Júpiter, y a Pablo, Mercurio, porque éste era el que llevaba la palabra. Y el sacerdote de Júpiter, cuyo templo estaba frente a la ciudad, trajo toros y guirnaldas delante de las puertas, y juntamente con la muchedumbre quería ofrecer sacrificios. Cuando lo oyeron los apóstoles Bernabé y Pablo, rasgaron sus ropas, y se lanzaron entre la multitud, dando voces y diciendo: Varones, ¿por qué hacéis esto? Nosotros también somos hombres semejantes a vosotros, que os anunciamos que de estas vanidades os convirtáis al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos hay"(Hechos 14:8-15).

Pero hoy reciben a cualquiera que biene en su propio nombre, tal cual lo afirma el Señor. Estos mentirosos aunque niegan que les gusta ser alabados, con sus doctrinas muestran lo contrario, ellos son los creadores de un nuevo evangelio, terrenal y muerto, sin embargo tu sigues ahí adorándolos. Son mentirosos porque si sirvieran al Señor en verdad, no se hubieran movido ni a un centímetro del fundamento y si hubiesen errado se arrepentirían inmediatamente.

"Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos. Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos"(Romanos 16:17-18).

"Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal"(Filipenses 3:18-19).

Espero arda tu corazón con estas palabras, sirven a su vientre y el dios de ellos es el vientre, o sea ellos mismos se creen dioses y pecan terriblemente engañandose y engañando que son los creadores del evangelio de salvación y lo único en lo que piensan es en lo terrenal, no se puede esperar otra cosa, porque nada fuera de lo que descendio del cielo será del Reino de Dios, sino terrenal y diabólico. A ti te digo que estás metido en este tipo de engaño, arrepientete y cree en el verdadero evangelio, deja de ser idólatra y adora solo a Dios, porque desde el momento que tu pasas por alto su Palabra y pones por encima las herejías de tu ídolo pastor, pecas gravemente ante Dios.

Estos muchos que dice el Apóstol Pablo, también andan en nuestros días y en gran número, porque te hes mostrada una falsa señal te comportas como los de Listra, idolatrando a los hombres.

No nos engañemos, el ministerio de la Apostasía tiene como ídolo principal no a las imágenes, sino a los hombres, porque si las personas entendieran quién es el Papa Católico no lo recibirían, pero por cuanto lo reciben anque haya venido en su propio nombre y traiga a ellos solo cosas terrenales y vanas es que adoptan todas sus doctrinas nefastas y honran a todas sus imágenes, derriba al dios principal y todo lo demás será destruído.

Si las personas entendieran quien es Cash Luna, Maldonado, Castellanos...etc.... no los recibirían, pero estos mentirosos vienen en su propio nombre y traen todo lo terrenal y diabólico y los reciben, por eso van camino a la perdición junto a ellos, no puede haber cabida a la palabra de Dios, porque no han recibido al único que vino en el nombre del Padre, al único que ha venido desde los cielos, a Cristo el Señor.

De la misma manera tu mujer que ves a tu marido que profesa ser cristiano y anda por la vida haciendo todo lo malo y lo ocultas, lo sigues, por eso es grande la ruina espiritual de tu casa, el es tu ídolo y tu lo adoras sin importar lo que haga, derriba a tu ídolo y todas las demas ataduras de pecado serán borradas.

Tu hombre que andas por la vida creyendo que eres algo, derriba a tu ídolo que eres tu mismo y entiende que no somos nada, que somos malos, que solo por gracias hemos sido salvos si es que realmente el amor de Dios es una realidad en tu vida.

No hay otra manera para derribar al ídolo principal de la Apostasía que no sea leyendo las escrituras, con humildad, arrepintiéndonos de nuestros pecados y creyendo al único evangelio.

Una vez más, entiende que solo uno descendió del cielo y quién es digno de toda confianza y honra.

Tu tienes una biblia cerca, tómala y comienza a leerla todos los días, que el Señor te de entendimiento y abra tu corazón.

¿Te das cuenta que no existe tal cosa como Calvinismo, luterismo, arminiano y tantas otras cosas? Solo existe cristianismo, para honra y gloria de nuestro único Dios y Salvador que por amor se hizo hombre y se humilló al habitar entre nosotros para traernos salvación por medio de la cruz del Calvario.

Quiero remarcar que cuando hablo de apstasía no solo me refiero a una congregación, sino a los hogares también, porque hay muchos hombres que dicen ser cristianos y someten con amenazas diabólicas a su familia y ellos andan haciendo todo lo malo, mentirosos, están atestados de maldad, y ahí está la mujer siguiéndolo. Ananías fué el apostata y Safira pago las consecuencias por seguirlo. Tus hijos andan en cualquier cosa y nos les dices nada, no te olvides del Sacerdote Elí.

¿Somos o no sacerdotes del Señor? ¿Te das cuenta por que la ruina espiritual en tu casa y en las congregaciones?

No es casualidad que se le dijese a Timoteo

"Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren"(1Timoteo 4:16).

Miren, ¡cuídate de ti mismo! En otras palabras le está diciendo, ¡Tienes que estar muerto para el pecado pero vivo para Dios!

Estar muerto al pecado es negarse a si mismo, esto es la obra más poderosa del Espíritu Santo en una vida que fue salva, porque cuando éramos nuestro propio dios, vivíamos para el pecado, pero si ahora conozco al verdadero Dios he muerto al pecado.

Estar vivo para Dios, es seguir al Señor. ¿Te das cuenta como cobra sentido lo que Jesús nos enseñó? Y si los falsos profetas viven para el pecado, o sea para ellos mismos, al menos que me digas que hay un hombre justo y bueno fuera de Jesús hombre, ¿como te podrán llevar a conocer al Dios verdadero?

Si no vivimos para Dios, nuestra doctrina será confusa e incoherente, no se puede separar, o sea tendremos un evangelio falso, terrenal y no el evangelio que fué revelado desde las alturas.

Dios los bendiga.

martes, 18 de febrero de 2014

El Legalismo, nos es Cristianismo

Amados:

Ruego a Dios nos dé entendimiento por medio del Espíritu Santo.

¿Qué es el legalismo según la Biblia?

Porque frecuentemente tenemos que escuchar que somos legalistas, cuando nos referimos en contra de la navidad, o cuando resistimos la teología de la prosperidad o al G12, o a doctrinas falsas y profetas mentirosos, o cuando hablamos del sello distintivo del falso cristianismo que es la impureza.

Presos de una mentira no pueden ver la verdad, no se dan cuenta que el legalismo según las escrituras es todo lo mencionado anteriormente, porque el legalismo predica que la justificación y la santidad se alcanza por medio de esfuerzos personales.

Por ejemplo, los promotores de la teología de la prosperidad colocan mochilas muy pesadas sobre sus adeptos, ya que si no actúan en consecuencia a lo que demanda dicha doctrina, no alcanzarán favor alguno de Dios, los señalan como personas sin fe, que no agradan a Dios, los llaman de cobardes, incrédulos, de no tener el Espíritu Santo, de rebeldes y un montón de humillaciones mas que hieren y hacen sentir muy abrumada a las pobres almas que están en lazo de estas serpientes disfrazadas. Una de las frases más comunes es "Somos hijos del Rey, tenemos que vivir como tal, si un mundano tiene lo mejor, yo también" pero estos mentirosos se olvidan que el verdadero Rey dijo "Mi Reino no es de este mundo". La realidad es que en el evangelio de Cristo no existe tal doctrina de la prosperidad, ni muchos menos existe este dios que se parece a papa noel, que necesita todo el tiempo de dinero, joyas y bienes materiales para bendecir dando todo lo que le exigimos, porque se encuentra acorralado por nuestras ofrendas. Entonces estas almas viven atadas a estas prácticas para "agradar a Dios" y ser "bendecidos".

Para el Legalismo no basta creer que Jesús enseñó a no afanarse por la comida y el vestido, porque Dios sabe que tenemos necesidad de todas estas cosas para vivir, no basta que Jesús enseñó a no hacer tesoros en la tierra, sino en el cielo. Tu lees esto en la Biblia, pero si no le agregas la doctrina diabólica de la prosperidad, no eres un cristiano verdadero, es una condición para los que están sumergidos en este falso evangelio practicar tal enseñanza que no es bíblica. ¿Pueden entender?

Pongo otro ejemplo, nos tildan de legalista por reprender el ecumenismo, pero los defensores de esta doctrina viven en el legalismo y encierran a un montón de almas en el.

Porque no basta lo que el Espíritu Santo nos enseña claramente al respecto, no hay comunión entre Cristo y Belial y tantas otras enseñanzas al respecto.

"No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos?"(2Corintios 6:14-16).

Al no ser suficiente la enseñanza bíblica, ellos dicen que todos somos hermanos, que todos tenemos el mismo Dios y que todos tienen el Espíritu Santo, llaman al papa católico de profeta de Dios, blasfemia muy grande, no importa las horrendas doctrinas que las religiones practiquen, como por ejemplo las del catolicismo.

Pero si no te unes a este movimiento eres rebelde, no tienes amor de Dios, no tienes fe, no puedes agradar a Dios, colocan esta cadena en personas que sienten que no está bien esta doctrina, sal de ella de inmediato, porque la palabra de Dios es clara ante tus ojos. Los cautivos se sienten justificados y santos practicando esta doctrina, pero en realidad niegan la fe verdadera porque tal doctrina no tiene parte con el verdadero evangelio. Esas almas caminan cargando esa tremenda mochila de pecado.

Un último ejemplo que quiero citar es el G12 y los falsos profetas que andan por ahí espumando sus verguenzas.

Los defensores de ese movimiento y de los falsos profetas aseguran que si no te unes a ellos no eres parte del Reino de Dios, de la visión de Dios, que acarreas juicio por hablar de ellos y cuantas otras cosas, nos tildan de legalistas porque bíblicamente sacamos a la luz este movimiento hereje y a los falsos apóstoles de satanás, sin embargo ellos viven en un legalismo, porque tal movimiento no tienen parte con el evangelio de Cristo.

Ellos enseñan que sus visiones te llevan a agradar a Dios, no es suficiente que el Espíritu Santo nos dice que no hay otro evangelio, sino que algunos tergiversan el evangelio de Cristo

"Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo"(Galatas 1:6-7).

Al único evangelio le tienen que añadir o mejor dicho reemplazar por este "nuevo evangelio" para alcanzar la fe que nos salva.

Así podría seguir toda la noche citando ejemplos de legalismo, pero te digo algo para tu ayuda, todo el legalismo se encuentra en todo el falso cristianismo, espero puedas discernir y abrir los ojos, descubrir y salir corriendo. Se ha cambiado todo, al Evangelio de Cristo lo llaman legalismo y al legalismo , esto es el falso cristianismo y falso evangelio, lo llaman el evangelio de Cristo.

La carta a los Gálatas nos da una clara y bíblica enseñanza del legalismo, te invito que la leas en oración al Señor varias veces hasta que por gracia puedas entender.

Los legalistas de ese tiempo llamados judaizantes enseñaban que algunas leyes del AT eran aún obligatorias para los cristianos.

Decían y lo dicen hasta hoy algunos judíos falsos que las promesas de Dios solo alcanzan a los judíos, afirmaban que los gentiles debían circuncidarse para alcanzar salvación, no negaban que era necesario creer en Jesús, pero sutilmente colocaban en los corazones que no era suficiente, trastornando así el evangelio.

Pero el Apóstol de Dios fué contundente al respecto.

"Porque hay aún muchos contumaces, habladores de vanidades y engañadores, mayormente los de la circuncisión, a los cuales es preciso tapar la boca; que trastornan casas enteras, enseñando por ganancia deshonesta lo que no conviene"(Tito 1:10-11).

¿Cual era la motivación? ¿El amor de Dios en ellos? No!, sino la avaricia, al igual que los falsos profetas de hoy.

¿No pasa lo mismo en nuestros días? Los falsos maestros no niegan que debes "creer en Jesús", esa es su trampa en la que caen muchos, porque caso contrario saldrías corriendo si te lo dijeran abiertamente, pero tal cual lo hablado en algunos de los ejemplos que hemos mencionado, sutilmente colocan en tu corazón que no es suficiente creer en la cruz del Calvario, añadiendo al igual que los judaizantes sus doctrinas antibíblicas para que tu alcances la salvación.

Ruego a Dios que al leer Gálatas puedas ver claramente la inferioridad del falso evangelio (legalismo) respecto al verdadero Evangelio de Cristo.

Lo más notable es que nos tildan de legalistas y ellos que viven en un legalismo se conducen con un libertinaje que asusta, porque no hay Espíritu Santo en ellos.

En lugar de otorgar licencia para pecar, el Evangelio de Cristo nos provee poderosamente los medios para alcanzar la rectitud de demanda la ley de Dios, revelada por nuestro Señor Jesús.

¿Pueden ver la diferencia?

El legalismo predica que todo el esfuerzo que la persona lleva a cabo obedeciendo a todas sus doctrinas, ritos, fiestas, reglas, regulaciones, visiones, en fin, a toda su gran mentira, son necesarias para agradar a Dios y alcanzar la salvación.

Creo que si la gracia de Dios está sobre ti, vas a descubrir un montón de legalismo y vas a quitarte esa mochila pesada de pecado y vas a buscar al único e incomparable Dios y Salvador.

El legalismo que es el falso cristianismo niega la eficiencia de la Cruz de Cristo y es el más vehemente enemigo de la Gracia de Dios.

La carta a los Gálatas denuncia los peligros del legalismo y establece la esencial verdad de la Fe en el Hijo de Dios como único requisito de salvación.

Por ahí todo lo que has vivido hasta hoy sea puro legalismo, el cual te llevará a un agotamiento, confusión y verguenza.

Ahora podemos entender las palabras del Señor.

"Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga"(Mateo 11:28-30)

El Catolicismo está lleno de legalismo, las personas creen que por bautizar a sus hijos de niños o que hagan la comunión es suficiente para ser salvos. Si no lo hacen se sienten re mal, en deuda, ¿Se dan cuenta? Pero hablar de la Cruz de Cristo, de arrepentirse para ser salvo, para ellos es una locura sin valor. Los católicos creen que al pecar van al sacerdote a confesar sus pecados y este los manda a rezar un par de rezos mecánicos y mágicamente son perdonados, despues salgo y sigo con mi vida igual. Pero despues somos nosotros los legalistas cuando nos oponemos a sus doctrinas y fiestas diabólicas.

Miren lo que afirma el Espíritu Santo:

"He aquí, yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo. Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley. De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído. Pues nosotros por el Espíritu aguardamos por fe la esperanza de la justicia; 6porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor"(Gálatas 5:2-6).


No piensen que esto es solo para los judaizantes, sino para todos los que han caído y viven en un legalismo justificandose por cualquier doctrina. Si al practicar un rito de la ley de Moises se rompía con Cristo y se caía de la gracia, cuanto más lejos estaremos del Señor si practicamos otro evangelio.

Concluimos que no es ser legalistas cuando por el Espíritu Santo se juzga entre lo errado y correcto, entre lo santo y profano, no se es legalista cuando a la luz de las escrituras se desenmascara una doctrina del diablo o a un falso profeta, no soy legalista por discernir los espíritus.

Soy legalista cuando estoy atrapado por el poder del falso cristianismo, negando la Cruz del Calvario y el Evangelio Eterno como lo suficiente para mi salvación.

Dios los bendiga.





lunes, 25 de noviembre de 2013

La Navidad, fiesta para contrarrestar la Cena del Señor

Ruego a Dios que sea de bendición este mensaje para muchos.

La navidad indiscutiblemente tiene su origen en el catolicismo romano, esta fiesta es la mas esperada por todo el mundo cada año, moviliza a todas las personas, de casi todas las religiones.

Esta fiesta pretende dar gloria y reconocimiento a Jesús, el Hijo de Dios y nuestro Salvador.

La pregunta es: ¿Puede el Hijo de Dios ser santificado y glorificado por la navidad?

¿Es más importante una fiesta que la obediencia en amor al Señor?

Como lo dije en otro escrito, el ídolo de la navidad, es ese Jesús falso, de piedra que en el catolicismo llaman "niño Jesus", sabemos que un ídolo es un demonio, en nuestro país hay provincias en donde se lo adora danzando al son de la música en los famosos pesebres que se pasean por las calles , jóvenes, grandes y niños adoran a este ídolo que reclama ser Jesús, el Hijo de Dios.

Dicho pesebre e ídolo se encuentra en esa fecha en todos los templos católicos y en la mayoría de las casas.

Aquí el tema central no se trata de la comida o bebida, sino al culto, porque se rinde culto a alguien que pretende ser nuestro amado Señor Jesús.

Una noche estaba leyendo las escritura y quedé pasmado cuando mis ojos leían el siguiente pasaje.

"Entonces instituyó Jeroboam fiesta solemne en el mes octavo, a los quince días del mes, conforme a la fiesta solemne que se celebraba en Judá; y sacrificó sobre un altar. Así hizo en Bet-el, ofreciendo sacrificios a los becerros que había hecho. Ordenó también en Bet-el sacerdotes para los lugares altos que él había fabricado. Sacrificó, pues, sobre el altar que él había hecho en Bet-el, a los quince días del mes octavo, el mes que él había inventado de su propio corazón; e hizo fiesta a los hijos de Israel, y subió al altar para quemar incienso"(1 Reyes 12:32-33).

Jeroboam debía haber confiado en la promesa de Dios para establecer su reino en Israel ,(1Reyes 11:38-39) sin embargo utilizó artimañas manipuladoras y pecaminosas, estableció nuevos centros para el culto que rivalizaran con Jerusalen (1 Reyes 12:27-30)

Aquí viene lo más importante y ruego al Señor que abra los corazones de muchos, para dar luz a los ojos para cortar con este pecado de la navidad.

Jeroboam instituyó un nuevo festival como contrapartida de las fiestas de Judá.

Lo que más me sorprendió y no deja lugar a dudas de la maldad de este Rey, es que la fecha o sea el día de su fiesta instituida era el día 15 del mes octavo, el mismo día en el que se celebraba la fiesta de los tabernáculos.

"Y habló Jehová a Moisés, diciendo: 34Habla a los hijos de Israel y diles: A los quince días de este mes séptimo será la fiesta solemne de los tabernáculos a Jehová por siete días"(Levítico 23:33-34).

Está más que claro que el corazón de este rey apóstata lo único que deseaba era contrarrestar una fiesta que verdaderamente había sido instituída por el Señor, la cual lo glorificaba en medio de su pueblo Israel.

"Y le haréis fiesta a Jehová por siete días cada año; será estatuto perpetuo por vuestras generaciones; en el mes séptimo la haréis. En tabernáculos habitaréis siete días; todo natural de Israel habitará en tabernáculos, para que sepan vuestros descendientes que en tabernáculos hice yo habitar a los hijos de Israel cuando los saqué de la tierra de Egipto. Yo Jehová vuestro Dios"(Levítico 23:41-43).

El engaño en su más perversa expresión, llevando a todo el pueblo a pecar contra el verdadero Dios.

Disciernan estas palabras

"Sacrificó, pues, sobre el altar que él había hecho en Bet-el, a los quince días del mes octavo, el mes que él había inventado de su propio corazón; e hizo fiesta a los hijos de Israel, y subió al altar para quemar incienso"(1 Reyes 12:33).

Todo fué un invento, era un rey al que Dios había hablado por medio de su profeta que lo confirmaría si era obediente, era el pueblo de Israel, sin embargo esta fiesta no glorificaba a Dios, ellos engañados se justificaban porque eran el pueblo de Dios, pero níngun invento de hombre y mucho menos perversos como lo fué este Rey y como lo es todo el catolicismo puede de manera alguna dar gloria a Dios. No tiene valor alguno que pensemos en nuestro corazón que yo lo hago con otro sentido, la noche del 25 el mundo se entrega a la mayor inmundicia, alcohol, prostitución, impurezas de todo tipo, ¿todo eso puede ser olor frangante a Dios? Los israelitas si de verdad amaban a Dios deberían haber repudiado esa fiesta inventada por el rey y volverse a celebrar la verdadera fiesta al Señor de todo su corazón, así los que dicen ser verdaderos cristianos no tendran parte alguna con la navidad, sino que la repudiaran.

No es casualidad que la navidad se la festeje una vez por año como la gran fiesta cristiana, cuando en realidad una vez al año los cristianos deben celebrar la Cena del Señor.

¿La navidad es una fiesta instituída por el Señor? ¿o es un invento de hombres?

Si Dios no consideró aquella fiesta inventada por el Rey de Israel, sino que fué reprendido y castigado. ¿Qué nos hace pensar que Dios considerará una fiesta inventada por la principal promotora de la idolatría y fornicación espiritual como lo es la católica?

No tengo dudas que es un invento del catolicismo, para engañar y rendir culto a cualquiera menos al Señor, la católica romana ha sido desde su origen enemiga de la iglesia de Cristo, sus perversas doctrinas hasta el día hoy deja a ver lo cuanto aborrecen a Dios, inventaron esta fiesta para extraviar a la mayoría a la idolatría.

Estoy convencido que esta fecha y la navidad han sido levantadas por hombres inspirados por satanás para contrarrestar la verdadera fiesta para los cristianos, tal cual lo hizo Jeroboam rey de Israel.

Me refiero a la Cena del Señor, aquellos israelitas se olvidarían del verdadero culto y celebración al Señor por el falso culto y falsa fiesta inventada por ese perverso rey de Israel. Rápidamente cayeron y se extraviaron adorando a otros dioses.

No somos nosotros los que determinamos los medios para adorar a Dios, sino el que nos es mandado en las escrituras. Cambiaron la gloria de Dios por la basura de la idolatría.

Reflexionen:

¿Cuanto te moviliza la navidad? ¿Cuanto moviliza la navidad a tu iglesia? ¿La Cena del Señor te moviliza de la misma manera?

Con el corazón partido lo digo, han reducido la Cena del Señor porque no lo aman a un inmundo rito una vez al mes que dura unos quince a veinte minutos y se acabó. ¿Esto es correcto? Lo hacen por la mañana cuando es una cena.

¿Los judíos celebraban la pascua una vez por mes? No, era una vez al año, esa noche el Señor fué entregado por nuestros pecados e instituyó la cena del Señor en memoria suya.

Esta instrucción fué enseñada en la iglesia del Señor siempre, ningún hermano quedó sin esta preciosa enseñanza.

Con lágrimas lo digo, ¿por donde se infiltró la navidad como enseñanza cristiana? ¿en qué momento ocupó tal popularismo?

Por ningún lado, pero no pueden negar que esta basura de la navidad los moviliza más que todo y corren de un lado a otro engañados.

Miren lo que Pablo dice:

"Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga"(1Corintios 11:23-26).

Tengamos celos de esto, nos arrepintamos, volvamos a las sendas antiguas, cortemos todo lazo con las rameras espirituales.

La Cena del Señor es una vez al año, porque fué la noche que el Señor fué entregado, no es coincidencia que fuera en la pascua, porque Cristo es el cordero de Dios, nuestra pascua y fiesta tal cual se afirma.

"Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros. 8Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad"(1Corintios 5:7-8).

Dos profetas amonestaron a Jeroboam por tan vil engaño (1Reyes 13 y 14)

También está la amonestación para nuestros días.

"Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades"(Apocalipsis 18:4-5).

Hermanos, me imagino una vez al año, reunirnos ese día a la noche, en santidad, con cánticos e himnos, adorar al Señor por lo que hizo en la cruz por nosotros, compartir una cena con el pan y la copa en fraternal comunión, gozosos, esto es lo que nos debería movilizar, esta es nuestra fiesta donde el Señor es Santificado, porque esa noche no estarán reunidos los pecadores del mundo como en la navidad, sino los hijos de Dios.

Compartir unas horas y volvernos colmados de alegria y llenos del Espíritu Santo porque esta es nuestra única fiesta para siempre.

Pensemos; las escrituras nos dice que el mundo aborroce lo que es de Dios, pero ama lo que es suyo. ¿Tu piensas que si la navidad fuera de Dios, el mundo entero la amaría? ¿El mundo entero la esperaría? Piensa por favor.

Para los cristianos en verdad, estoy seguro que el Señor los irá conduciendo a celebrarlo y adorarlo ese día como a él le agrada.

Para ir terminando, esto va a acontecer siempre y cuando rompamos con toda la basura espiritual, con toda la prostitución espiritual, cuando estemos limpios de todo mal.

Les comparto la historia del Rey Josías, la Biblia dice que no hubo antes que él ni después que él un rey que se convirtiera de todo el corazón y alma a Dios.

Este rey cuando oyó la ley del Señor que fué encontrada abandonada en la casa de Dios, rasgó sus vestidos y entendió la gran ira del Señor que estaba sobre ellos por los abundantes pecados de idolatría que en ellos había, el lloró en la presencia de Dios e hizo renovar el pacto con Dios a todo el pueblo, destruyó todo lo diabólico que sus padres habían creado para servir a otros dioses, el Señor escuchó su oración.

Lo que más me impactó fué que desde el tiempo de los jueces el pueblo de Dios no celebraba al Señor que los rescató de la esclavitud de Egipto con la pascua. ¿Me puse a pensar los años que pasaron hasta ese rey? Y digo ¡¡Dios mío!! en nuestros días no es diferente, hemos estado celebrando por años una inmundicia fiesta católica, pero la verdadera fiesta se la ha reducido a un rito que dura veinte minutos una vez al mes, claramente estas rameras espirituales aborrecen al Señor, ¡sal de ahi!

Después de destruir todo lazo con satanás y volverse de todo corazón al verdadero Dios, pudieron celebrar la pascua al Señor de hecho y en verdad, no podremos conmemorar la Cena del Señor hasta no romper con cualquier ligadura espiritual con satanás.

Las palabras del Rey Josías a todo el pueblo fueron "haced la pascua a Jehova vuestro Dios conforme a lo que está escrito en el libro de este pacto".

Escuchen bien! Nosotros pertenecemos al nuevo pacto en Cristo, ¿qué es lo que debemos hacer conforme a lo que está escrito en el pacto mediante Jesús nuestro Señor y Salvador?

La respuesta:

"Fueron, pues, y hallaron como les había dicho; y prepararon la pascua.
Cuando era la hora, se sentó a la mesa, y con él los apóstoles. Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca! Porque os digo que no la comeré más, hasta que se cumpla en el reino de Dios. Y habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros; porque os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta que el reino de Dios venga. Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama"((Lucas 22:13-20)

Fuera de esto no encuentro nada que debamos hacer conforme a lo que está escrito.

Les coparto la maravillosa historia del Rey Josías.

"A los dieciocho años del rey Josías, envió el rey a Safán hijo de Azalía, hijo de Mesulam, escriba, a la casa de Jehová, diciendo: 4Ve al sumo sacerdote Hilcías, y dile que recoja el dinero que han traído a la casa de Jehová, que han recogido del pueblo los guardianes de la puerta, 5y que lo pongan en manos de los que hacen la obra, que tienen a su cargo el arreglo de la casa de Jehová, y que lo entreguen a los que hacen la obra de la casa de Jehová, para reparar las grietas de la casa; 6a los carpinteros, maestros y albañiles, para comprar madera y piedra de cantería para reparar la casa; 7y que no se les tome cuenta del dinero cuyo manejo se les confiare, porque ellos proceden con honradez.
8Entonces dijo el sumo sacerdote Hilcías al escriba Safán: He hallado el libro de la ley en la casa de Jehová. E Hilcías dio el libro a Safán, y lo leyó. 9Viniendo luego el escriba Safán al rey, dio cuenta al rey y dijo: Tus siervos han recogido el dinero que se halló en el templo, y lo han entregado en poder de los que hacen la obra, que tienen a su cargo el arreglo de la casa de Jehová. Asimismo el escriba Safán declaró al rey, diciendo: El sacerdote Hilcías me ha dado un libro. Y lo leyó Safán delante del rey.
Y cuando el rey hubo oído las palabras del libro de la ley, rasgó sus vestidos. 12Luego el rey dio orden al sacerdote Hilcías, a Ahicam hijo de Safán, a Acbor hijo de Micaías, al escriba Safán y a Asaías siervo del rey, diciendo: 13Id y preguntad a Jehová por mí, y por el pueblo, y por todo Judá, acerca de las palabras de este libro que se ha hallado; porque grande es la ira de Jehová que se ha encendido contra nosotros, por cuanto nuestros padres no escucharon las palabras de este libro, para hacer conforme a todo lo que nos fue escrito.
14Entonces fueron el sacerdote Hilcías, y Ahicam, Acbor, Safán y Asaías, a la profetisa Hulda, mujer de Salum hijo de Ticva, hijo de Harhas, guarda de las vestiduras, la cual moraba en Jerusalén en la segunda parte de la ciudad, y hablaron con ella. 15Y ella les dijo: Así ha dicho Jehová el Dios de Israel: Decid al varón que os envió a mí: 16Así dijo Jehová: He aquí yo traigo sobre este lugar, y sobre los que en él moran, todo el mal de que habla este libro que ha leído el rey de Judá; 17por cuanto me dejaron a mí, y quemaron incienso a dioses ajenos, provocándome a ira con toda la obra de sus manos; mi ira se ha encendido contra este lugar, y no se apagará. 18Mas al rey de Judá que os ha enviado para que preguntaseis a Jehová, diréis así: Así ha dicho Jehová el Dios de Israel: Por cuanto oíste las palabras del libro, 19y tu corazón se enterneció, y te humillaste delante de Jehová, cuando oíste lo que yo he pronunciado contra este lugar y contra sus moradores, que vendrán a ser asolados y malditos, y rasgaste tus vestidos, y lloraste en mi presencia, también yo te he oído, dice Jehová. 20Por tanto, he aquí yo te recogeré con tus padres, y serás llevado a tu sepulcro en paz, y no verán tus ojos todo el mal que yo traigo sobre este lugar. Y ellos dieron al rey la respuesta."(2Reyes 22:3-20)

"Entonces el rey mandó reunir con él a todos los ancianos de Judá y de Jerusalén. 2Y subió el rey a la casa de Jehová con todos los varones de Judá, y con todos los moradores de Jerusalén, con los sacerdotes y profetas y con todo el pueblo, desde el más chico hasta el más grande; y leyó, oyéndolo ellos, todas las palabras del libro del pacto que había sido hallado en la casa de Jehová. 3Y poniéndose el rey en pie junto a la columna, hizo pacto delante de Jehová, de que irían en pos de Jehová, y guardarían sus mandamientos, sus testimonios y sus estatutos, con todo el corazón y con toda el alma, y que cumplirían las palabras del pacto que estaban escritas en aquel libro. Y todo el pueblo confirmó el pacto"(2Reyes 23:1-3).

La destrucción de la idolatría por parte de Josías (2Reyes 23:4-20)

Lo que les decía más arriba:

"Entonces mandó el rey a todo el pueblo, diciendo: Haced la pascua a Jehová vuestro Dios, conforme a lo que está escrito en el libro de este pacto. No había sido hecha tal pascua desde los tiempos en que los jueces gobernaban a Israel, ni en todos los tiempos de los reyes de Israel y de los reyes de Judá. A los dieciocho años del rey Josías fue hecha aquella pascua a Jehová en Jerusalén"(2 Reyes 23:21-23).

En estos tiempos estará bien clara la marca del verdadero cristianismo, no será popular, no será multitud, no contará con grandes templos,ni con nuevas doctrinas, no tendrá muchas fuerzas, pero caminará por las sendas antiguas, volverá al Señor para hacer conforme a lo que está escrito en el libro del Pacto eterno, "Haced esto en memoria de mi".

Dios los bendiga.



martes, 5 de noviembre de 2013

Castigo de los Apóstatas

Buenas noches a todos los que lean este mensaje, sean cristianos, porfesen serlo o no lo sean. Ruego a Dios que sirva de bendición lo escrito aquí para muchas almas, confiando en el poder de Dios quién puede traer cautiva toda mente al conocimiento de Cristo.

Hace unos días viene inquietando una palabra en mi corazón, esta palabra es PRUEBA. Vino a mi corazón el siguiente pasaje dado por el Señor a la iglesia de Filadelfia, la iglesia fiel a Dios.

"Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra"(Apocalipsis 3:10).

¿A qué prueba se refería el Señor? ¿A las débiles y mentirosas pruebas que supuestamente viven muchos cristianos? Deja de engañarte, ya es hora de que despiertes, porque una cosa es padecer siendo cristiano de verdad si así la voluntad de Dios lo quiere y otra muy distinta es padecer por hacer el mal, quizás ya te encuentras con el juicio de Dios sobre ti por ser un mentiroso, charlatan, falso y pésimo testimonio, pero sigues tu vida ignorando que Dios te manda a que te arrepientas.

Esas supuestas persecuciones que dices sufrir son todas una gran mentira, no eres perseguido, sino que tu haces con tus tinieblas y mal ejemplo que el camino del Señor sea blasfemado, tus "persecuciones" son meras blasfemias por tus malos frutos, por tu causa las personas encuentran la excusa perfecta para aborrecer más y más a Dios.

Hay un gran pecado delante de tus ojos, es enorme como la montaña más grande del mundo y no la puedes ver por tu gran ceguera, te jactas de que no vives en pecado, pero lo cierto es que eres esclavo de él, lo amas, lo abrazas, lo sigues y le sirves con todas tus fuerzas, de verdad te digo, debes arrepentirte de tan grande mal.

Quizás estes preguntando de que pecado estoy hablando, te lo voy a decir claramente, ese pecado se llama APOSTASÍA.....

Es tu madre, tu crees en ella y la vives, ruego a Dios que abras tus ojos, es el anhelo de mi corazón quién quiera que seas, y de cualquier parte del mundo donde te encuentres, deseo que conozcas a Cristo de verdad...

La Apostasía es esa prueba de la que habla el Señor Jesús, se que esa acción nos da impotencia, nos da celos por las cosas de Dios y tantas otras cosas, pero he hallado un consuelo en la palabra del Señor, hermanos míos, no se importen por lo que los falsos profetas puedan hablar y hacer, recobren fuerzas y prediquen el evangelio santo con más denuedo, porque el Señor por medio de la Apostasía va separando el trigo de la cizaña, va separando lo bueno de lo malo.

Sobre esa palabra a la iglesia fiel debemos descansar los cristianos con toda fe, con la Apostasía ha quedado más que comprobado lo que hay dentro del hombre, lo cuanto aborrece a Dios, porque ya no me puedo ni imaginar cuanta maldad más puede añadir el hombre a su causa. Nos detengamos a pensar, observen por un segundo y es como dice David.

" Salva, oh Jehová, porque se acabaron los piadosos;
Porque han desaparecido los fieles de entre los hijos de los hombres.
Habla mentira cada uno con su prójimo;
Hablan con labios lisonjeros, y con doblez de corazón.
Jehová destruirá todos los labios lisonjeros,
Y la lengua que habla jactanciosamente;
A los que han dicho: Por nuestra lengua prevaleceremos;
Nuestros labios son nuestros; ¿quién es señor de nosotros?" (Salmos 12: 1-4)

Hermanos de verdad son contados, la gran mayoría a una ha corrido una carrera desenfrenada hacia el sistema religioso corrupto formado por imitaciones de iglesias, están tan lejos de ser la iglesia del Señor, el dios que predican es tan visible que no es el Dios único y verdadero.

Leía el siguiente pasaje.

"Entonces toda la congregación gritó, y dio voces; y el pueblo lloró aquella noche. Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: ¡Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos! ¿Y por qué nos trae Jehová a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto?
Y decían el uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto. Entonces Moisés y Aarón se postraron sobre sus rostros delante de toda la multitud de la congregación de los hijos de Israel. Y Josué hijo de Nun y Caleb hijo de Jefone, que eran de los que habían reconocido la tierra, rompieron sus vestidos, y hablaron a toda la congregación de los hijos de Israel, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra en gran manera buena. Si Jehová se agradare de nosotros, él nos llevará a esta tierra, y nos la entregará; tierra que fluye leche y miel. Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová; no los temáis. Entonces toda la multitud habló de apedrearlos"(Números 14:1-10).

Este pueblo era terco, apóstata, Dios los había rescatado de tan grande humillación que sufrían en Egipto, pero ellos pecaban hablando de volver, Dios estuvo con ellos en el desierto, les dió de comer, de beber, la ropa no se envejeció ni sus pies se hincharon, les prometió darles una tierra donde reposarían, tierra buena en gran manera, pero no pudieron contra la Apostasía, sino que hablaron y pecaron una y otra vez como si Dios no existiera, como si Dios no escuchara, como si Dios no llenara la tierra, como si Dios no podría ver, así se comportan los apóstatas. Se jactan de creer en Jesús pero viven como si Dios no existiera.

Cuando aquellos dos varones fieles al Señor alzaron la voz para reconfortarlos y hacerlos volver de tan grande pecado, ellos quisieron apedrearlos, pero cuando el pecado llegó al colmo aconteció algo, esto te debe hacer temblar.

"Pero la gloria de Jehová se mostró en el tabernáculo de reunión a todos los hijos de Israel, y Jehová dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo me ha de irritar este pueblo? ¿Hasta cuándo no me creerán, con todas las señales que he hecho en medio de ellos? Yo los heriré de mortandad y los destruiré, y a ti te pondré sobre gente más grande y más fuerte que ellos"(Número 14:10-12).

En ese preciso instante la gloria de Dios apareció, tú que te revuelcas en esa inmunda apostasía, y añades pecado tras pecado, ¿Que te hace pensar que Dios no ve, no oye y no juzga?

Dios nos prometió una nueva ciudad santa, la nueva Jerusalén, pero en ella no entrará ningún apóstata.

Cuidate de los profetas y soñadores que andan por ahí parloteando y engañando. Muchos dicen que a un verdadero profeta se lo conoce si es falso o verdadero si al profetizar se cumple lo que dice, sea una señal o milagro, porque así está escrito en la Biblia, es verdad que así está escrito, pero dejame aclararte algo, nunca fué más importante la señal, la visión o el milagro que la vida ejemplar del profeta en toda obediencia a Dios, un verdadero profeta jamás induciría al pueblo a abandonar a Dios para servir a otros dioses.

Uno de los mayores profetas claramente lo dice.

"Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros. Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación"(1Samuel 15:22-23).

¿Te das cuenta? miles de almas están en lazo porque han sido engañados por las señales y visiones que se cumplieron en sus vidas ignorando las escrituras, no siempre aunque se cumpla lo que dijo el supuesto profeta quiere decir que es verdadero.

Prestemos atención.

"Cuando se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te anunciare señal o prodigios, y si se cumpliere la señal o prodigio que él te anunció, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles; no darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños; porque Jehová vuestro Dios os está probando, para saber si amáis a Jehová vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma. En pos de Jehová vuestro Dios andaréis; a él temeréis, guardaréis sus mandamientos y escucharéis su voz, a él serviréis, y a él seguiréis"(Deuteronomio 13:1-4).


Discierne por favor!! Esto confirma las palabras del Señor Jesús, la Apostasía es la prueba, que todo el mundo enfrentará, el resultado es claro desde el inicio de la iglesia del Señor hasta nuestros días.

Cuando leo las trompetas del Apocalipsis, las siete copas de la ira de Dios, entiendo que son los juicios de Dios sobre la humanidad, pero ¿sobre quienes? Sobre los que tienen la marca de la bestia, ¿quienes son? los apóstatas, los que han seguido a la Gran Ramera espiritual, esa prostituta que se disfraza como la iglesia del Señor, pero está llena de inmundicia, esa gran ramera la conforman todas las iglesias gobernadas por el espíritu de error.

Pero antes del juicio, está la prueba, para que en todo la justicia de Dios sea exaltada. No mires para las señales, sueños y versos que tu pastor vocifera, mira para su vida, miralo a la luz de la Biblia, mira si está revestido de las bienaventuranzas de Mateo 5 , mira si su doctrina tiene como fundamento la verdadera ley de Cristo y si la obedece, para esto lee con atención Mateo 5 y 7 donde termina hablando del hombre que edificó su casa sobre la roca o la arena. Esta última palabra no se puede leer separada de todo el sermón del monte, porque ella es el final de una preciosa verdad.

No mires a lo grande de tu iglesia y a la estructura, porque la iglesia no es un templo, mira si ella es santa, sin mancha ni arruga, si se somete a la autoridad de Cristo, compara tu iglesia con la de hechos de los apóstoles. En el pasado las iglesias eran en las casas de los hermanos, que maravilloso es poder reunirse con hermanos en cualquier lugar como iglesia para glorificar a Dios.

Si te han llevado a edificar sobre la roca, entonces cuando venga ese gran rió con ese gran ímpetu contra tu casa, ese río es la apostasía en toda su acción diabólica para hacerte pecar, tu estarás firme y no quebrantaras ni un mandamiento.

Cuando ese río venga contra ti para voltearte con ese inmundo evangelio de prosperidad y avaricia, tu estarás firme y diras, solo hay un Señor, solo a él debo servir, solo hay un tesoro y ese está en el cielo y no en la tierra.

Cuando venga ese río contra ti para arrastrarte a la impureza, estarás firme en la roca y le dirás sin santidad no veré a Dios.

Cuando venga ese río contra ti para humillar a los demás por no ser de su "iglesia, grupo o visión", tu estarás firme y tu corazón gritará ¡Bienaventurados los pacificadores!

Cuando venga ese río contra ti por medio de los falsos profetas, tu estarás firme, no te dejarás engañar por lo mucho que hablan o hacen, sino que por sus frutos los conocerás.

Quizás has edificado sobre la arena y vino la apostasía contra ti y grande es tu ruina.

Si tu guardas en tu corazón todo lo que está escrito en Mateo 5 y 7 y meditas seguido en ello, conociendo que en esos mandamientos se encierra la perfecta ley de Dios que nos fué manifestada en su verdadera interpretación por Cristo nuestro Señor, serás como ese hombre que edificó sobre la roca, caso contrario serás como tantos hay que viven mostrando sus grandes ruinas.

Deseo de todo el corazón que Dios te bendiga con la mayor bendición que podemos recibir, esto es su MISERICORDIA.

Hermanos en la Fe, nos gozemos y alegremos por las tantas veces que hemos sido seducidos por los falsos profetas y este corrupto sistema religioso y hemos rehusado y lo seguiremos haciendo, porque Dios nos ha probado si de verdad lo amamos con toda nuestra mente y corazón. Pero el que ha dado oído a estos mentirosos claramente queda demostrado su falso amor.

No te dejes engañar por las muchas obras que hace tu iglesia, sus obreros y pastores, porque si no hay obediencia de nada sirve.

Presta atención a estas palabras.

"No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 2Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad".(Mateo 7:21-23)

¿El Señor podría dirigir esas terribles palabras a sus verdaderos adoradores? Lee una y otra vez en oración esta palabra, mira lo que toda esa gente le dirá en el juicio final, estaban atestados de obras, predicaban, hacían milagros y expulsaban demonios, ¿por qué entonces el Señor les hablará así? Porque son apóstatas, falsos cristianos, porque no eran la sal y la luz en este mundo, no estaban vestidos de pureza, sus ropas eran inmundas, por eso no te dejes engañar por las obras y milagros.

Aunque en tu iglesia griten que aman a Dios, deja que la Biblia te enseña como sabemos si se ama al Señor de Verdad.

"El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él"(Juan 14:21).

"Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió"(Juan 14:23-24).

Sé que este mensaje no es lo que te gustaría escuchar, pero realmente siento amor por ti en Cristo aún sin conocerte.

Para saber si se guarda los mandamientos del Señor, tu debes estar lleno de la palabra de Dios, por eso te pido, agarra la Biblia, aférrate a ella, tira cualquier libro de hombres que tengas, no los necesitas, solo la Palabra de Dios tiene la luz para alumbrar nuestras tinieblas.

Dios los bendiga.




domingo, 22 de septiembre de 2013

¿Cómo podrán creer, si buscan la gloria de los hombres?


Amados en Cristo y a todos aquellos que lean este mensaje, Dios tenga de todos nosotros misericordia.

El único testimonio verdadero es el de Dios, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo totalmente de acuerdo dicen:

¡Cristo es el cordero de Dios! ¡Solo Jesús es el único camino que nos lleva al Padre! ¡Solo en el hay perdón y vida eterna!

"Éste es Jesucristo, que vino mediante agua y sangre; no mediante agua solamente, sino mediante agua y sangre. Y el Espíritu es el que da testimonio; porque el Espíritu es la verdad. Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno. Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan. Si recibimos el testimonio de los hombres, mayor es el testimonio de Dios; porque éste es el testimonio con que Dios ha testificado acerca de su Hijo. El que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio en sí mismo; el que no cree a Dios, le ha hecho mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo. Y éste es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo" (1Juan 5 :6-11)

Aquí el hombre no tiene parte alguna, ¿podrían tres hombres haberse reunido para planificar la obra que salvara a la humanidad del infierno?

¿Tendría valor si se hubiesen reunido Abraham, Jacob y Moises para determinar el medio de redención?

En nuestro tiempo, ¿es válido el testimonio de hombres que traen "nuevas visiones" de parte de Dios?

Por las escrituras solo veo un solo testimonio verdadero para todos los siglos mientras exista la tierra.

Es tan grave el pecado hacia el Todopoderoso que el Señor nos da respuesta a respecto a este asunto:

"Me dijo Jehová: Si Moisés y Samuel se pusieran delante de mí, no estaría mi voluntad con este pueblo; échalos de mi presencia, y salgan. Y si te preguntaren: ¿A dónde saldremos? les dirás: Así ha dicho Jehová: El que a muerte, a muerte; el que a espada, a espada; el que a hambre, a hambre; y el que a cautiverio, a cautiverio"(Jeremías 15:1-2).

Es inútil que algún hombre osara ser el ideólogo de una plan salvador cuando la sentencia es tan firme, cuando el pecado llega a colmar la medida, cuando ya no hay oportunidad, sino que un terrible juicio espera.

Nada era suficiente para satisfacer la justicia divina, ni siquiera aquellos hombres que fueron siervos verdaderos podrían interceder por esta humanidad depravada, Israel por sus muchos pecados fué castigago con el cautiverio, nada ni nadie los pudo librar.

Es nuestra realidad, nuestros pecados son muchos, la justicia de Dios clama para ejecutarse.

Pregunto; ¿por qué no reciben el testimonio verdadero de Dios? Porque lo que hoy profesas como Fe, es incredulidad, porque has aceptado ideologías de hombres como medio para salvarte, ellas están disfrazadas como testimonio de Dios pero rechazan el verdadero testimonio haciendo a Dios mentiroso.

Han caído en un sistema perverso donde se reunen algunos hombres según sus propias ideas carnales y elaboran sus doctrinas y tu con alegría las recibes como si recibieran de parte de Dios un buen testimonio.

Entiende, solo hay un solo testimonio verdadero ¡La Cruz de Cristo! con todo lo que implica, "..tome su cruz a cada día y sígame"

Tomar su cruz y seguirle lo resumo en estas palabras, "permanecer en sus mandamientos y en su amor" no necesito otro testimonio para alcanzar algo de Dios, porque el Señor ya se entregó por su propia voluntad para salvarme,me ha mostrado su gracia, no me acerco a Dios porque el me puede prosperar, o sanar o arreglar mi matrimonio o sacarme de la depresión, me acerco a el porque es Digno, porque se hizo hombre y fué el único que pudo alcanzar para mi por su sangre, completa redención y santificación en el poder de su Espíritu Santo día a día.

¡Qué inmundo es el sistema religioso de nuestros días! Lleno de psicología llamándote a acercarte a Dios para que te prospere, para que te sane, para que te bendiga sentimentalmente...cuanta basura es todo esto, tan solo basta un par de horas de reunión de hombres corruptos para inventar un nuevo medio para alcanzar el favor de Dios y tu lo aceptas.

Así terminó Israel por creer a los falsos profetas, por aceptar ideas mentirosas de hombres y no aceptar la palabra de Dios.

Cuanto quisiera que entiendas que Dios no tiene parte con todo este sistema falso, que lo único que necesitas lo tienes tan cerca y no lo aprecias, tienes la palabra de Dios, pero falta que con humildad te entregues en oración y ruego al Dios Vivo para que su poder te revele la verdad que nos hace libre.

Porque un par de hombres reconocidos por el mundo habla alguna cosa, basta para que toda la multitud alabe aquello y unos a otros se consuelan y se alaban, pero esa alabanza es vana, porque no viene de Dios, sino de los hombres.

Ningún método carnal que practicas puede hacerte nacer de nuevo, ningún retiro que hagas puede hacerte un hijo de Dios, ninguna teología de la prosperidad puede hacerte acepto ante el Señor, nada sino el testimonio de Dios, ¡en el Hijo está la vida eterna!

"Si yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio no es verdadero. Otro es el que da testimonio acerca de mí, y sé que el testimonio que da de mí es verdadero"(Juan 5:31-32).

No lu hubo antes, ni lo habrá ahora otro testimonio verdadero que este, como para que hombres atrevidos se atrevan a trastornar el evangelio de Cristo con sus doctrinas mentirosas, porque Cristo no habló por su propia cuenta, ni los cristianos verdaderos lo harán, pero los mentorisos, los ladrones que buscan su vanagloria hablarán por su propia cuenta, por esa razón está lleno este mundo de falsas doctrinas.

Tú te jactas que tienes su palabra morando en ti...

"ni tenéis su palabra morando en vosotros; porque a quien él envió, vosotros no creéis"(Juan 5:38). Tu puedes saltar y enojarte porque dices que todos los días tienes el nombre de Jesús en tus labios, pero no permaneces en sus mandamientos ni en su amor, porque has aceptado el testimonio de cualquiera que viene por su propia cuenta y no el verdadero.

" Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís; si otro viniere en su propio nombre, a ése recibiréis"(Juan 5:43).

¿Tu crees que el G12 viene de Dios? ¿Tu crees que la teología de la prosperidad viene de Dios? ¿Tú crees que el ecumenismo viene de Dios? Abre tus ojos de lo que has recibido, tu nombras a Cristo pero no lo recibes.

"Mas yo os conozco, que no tenéis amor de Dios en vosotros"(Juan 5:42).

Ese amor es falso cuando no se ama a Dios con todo el corazón, si su palabra tal cual es no permanece en ti, si no obedeces sus mandamientos y vas tras otros distintos, el amor de Dios no es una realidad en vuestras vidas.

Yo puedo gritar que amo a Dios, pero si enseño la idolatría ¿Tal amor es verdadero? Puedo aparentar ser humilde, pero si hablo por mi propia cuenta ¿Tal humildad es verdadera? Y si grito que mis doctrinas vienen de Dios, pero contradicen las escrituras ¿Tal enseñanzas son verdaderas?

La marca registrada de este falso cristianismo es buscar la gloria de los hombres, unos a otros se convencen y se reconfortan de sus más abominables doctrinas que lo único que muestran son el odio hacia Dios, pueden ser miles hablando bien el uno del otro y aceptándose mutuamente, pero recuerda, solo hay un único testimonio verdadero, Jesucristo crucificado, muerto y resucitado, esto lo tienes allá muy lejos en tu corazón, como una excusa mentirosa, cuando en tu corazón están todas las doctrinas de los hombres, pareces un hombre que enseña auto ayuda, pareces un Osho, no hay diferencia, pero no un verdadero hijo de Dios lleno de poder del Espíritu para predicar a Cristo crucificado.

Mientras no se arrepientan en decir ¡Qué tremendo lo que hace este hombre! ¡no puedo creer lo que habla aquel otro! ¡increíble lo que mis ojos ven hacer a este otro! seguirán presos de ese pecado. Tremendo es lo que hizo Cristo en la Cruz, ahí está el poder de Dios para conducir al arrepentimiento y alcanzar la vida eterna.

¿Cómo pueden creer si les encanta que otros hablen bien de ustedes? Desde los líderes falsos hasta los del pueblo buscan la gloria los unos de los otros, jamás podrán creer en el evangelio con este pecado arraigado en sus corazones.

Sal de ese engaño de creer que cuando tus "pastores" están orando a Dios por tu vida el los escucha, porque hay muchos ladrones en el mundo, ni siquera Moises y Samuel pudieron interceder por Israel, ¿qué te hace pensar que un hombre mentiroso puede interceder por tu vida?

"Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único?"(Juan 5:44)

"Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios"(Romanos 2:28-29).

Un cristiano no es el que lleva una Biblia bajo el brazo y está todo el día aleluya y gloria a Dios, sino aquel que es la sal y luz en este mundo, aquel que está vestido de las Bienaventuranzas de Mateo 5, esa es la vestidura del cristiano, si no estás revestido así, eres como la sal que pierde el sabor y no sirve para nada, lee las bienaventuranzas de Mateo 5 y el sermón del monte varias veces y mirate como a un espejo, mira a tus líderes a traves de esos tres capítulos, mira a tus doctrinas a traves de estos tres capítulos, entonces verás si realmente permaneces en su amor y en sus mandamientos.

A ti te angañan diciendote estos hombres mentirosos que eres un hijo de Dios, así son engañadas multitudes, pero miren por la palabra de Dios si realmente lo son, no busquen la aceptación de los hombres, sino la de Dios de otra manera jamás podrán creer.

"El que habla por su propia cuenta, su propia gloria busca; pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y no hay en él injusticia"(Juan 7:18).

El Padre envió a Cristo, y él no habló nada distinto a lo que recibió del Padre, porque solo buscaba la gloria del que lo envió.

Quiero recordarte que los verdaderos hijos de Dios son enviados de la misma manera, lo dijo el Señor;

"Como me envió el Padre, así también yo os envío. Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo" (Juan 20:21-22).

De ninguna manera saldrá del corazón de un verdadero cristiano doctrinas turbias ajenas a las que ya fueron escritas y que a lo largo de la historia fueron recordadas y enseñadas por el Espíritu Santo a todos los que por gracia han sido hechos hijos de Dios. Nunca buscaremos nuestra gloria ni la de los hombres, solo buscamos que el que nos envió sea glorificado, el mismo sentir de Cristo en honrar al Padre está en nosotros en glorificar y honrar al que nos envía.

Una vez te dijo de todo corazón, ¿tienes una Biblia? comienza a leerla todos los días, en oración, dedicándole el tiempo que sea necesario, leela por ti mismo pidiendo a Dios que te de entendimiento, pido al Señor lleve tu mente al conocimiento de su Hijo.

Dios los bendiga.

domingo, 4 de agosto de 2013

El Señor dice: ¡Salid de en medio de ella pueblo mío!


Amados en Cristo:

Quiero compartir con todos vosotros esto que hace un tiempo el Señor venía colocando en nuestro corazón, esto ha sido de gran bendición para nosotros, rogamos a Dios que sea de bendición para todos los hermanos que lo lean.

Porque verdaderamente en este falso cristianismo se ha hecho del Apocalipsis una película de ciencia ficción, donde siguen esperando el Anticristo, la marca de la bestia, el chip, la batalla, el superhombre que se entroniza en fin....

Para resumir quiero decir que si no abrimos nuestros ojos de este engaño de satanás, vamos a quedar dormidos y el Señor regresará y seguiremos esperando las "señales" cuando hace cientos de años todo esto que bien lo llamamos Apostasía y Falso cristianismo está operando en el mundo, verdaderamente estamos viviendo los últimos tiempos. Nos ocurrirá como aquellas vírgenes insenzatas de la parábola, la negligencia que hoy existe se debe a la pura obra y responsabilidad de los ministros de satanás, pero fiel es el Señor que no va a dejar a sus hijos sin entendimiento, para que todos en amor seamos edificados.

Dios los bendiga amados hermanos en Cristo!!


Qué o quién es la bestia de los capítulos 13 y 17 del Apocalipsis? ¿Qué profetiza la Biblia sobre los acontecimientos mundiales que culminarán en el Armagedón y el fin de esta era? Este folleto trata sobre los gobiernos y las guerras que conducirán al fin de este mundo.


LA PROFECÍA BÍBLICA revela hechos de nuestros días y acontecimientos que pronto sacudirán al mundo y ¡afectarán la vida de todos los habitantes de la tierra! Muchos de estos sucesos estremecedores están predichos, en lenguaje simbólico, en las profecías sobre una misteriosa bestia.
La Biblia es el libro de historia, profecía y conocimiento revelado por Dios. Revela el propósito de Dios y su plan maestro para la humanidad desde su origen hasta la eternidad. Pero la Biblia es ante todo un libro acerca de Israel, la nación escogida, y otras que han estado en contacto con ella.
Poco sabemos acerca de las naciones, o si hubo naciones en la tierra, antes del diluvio. Mas poco después, Nimrod fundó las ciudadesestado de Babilonia, Nínive y otras. Con el correr del tiempo surgieron naciones como Egipto, Asiria y algunas otras. Para finales del siglo séptimo antes de Cristo el rey Nabucodonosor había fundado el primer imperio mundial o unión de naciones.
La Biblia revela la historia y las profecías que tienen que ver con la historia de los imperios mundiales gentiles a partir de la Babilonia de Nabucodonosor y hasta la segunda venida de Cristo, así como la historia y la profecía futura de Israel.
Este folleto explica el verdadero significado de estos dos sistemas de naciones, su importancia para nosotros hoy y lo que está profetizado para el futuro inminente.
Primero, ¿qué o quién es la misteriosa "bestia" salvaje de Apocalipsis 13 y 17? Quien tenga su marca ¡sufrirá las últimas siete PLAGAS! ¿Es un misterioso dictador mundial, una especie de superhombre? ¿Es el anticristo? ¿Un gobierno? ¿Una iglesia?
La pregunta más importante del momento es: ¿Qué o quiénes son la BESTIA, la IMAGEN de la bestia y la MARCA de la bestia mencionadas en el libro de Apocalipsis?
Sea cual fuere el significado de este extraño animal, esta curiosa imagen y esta misteriosa marca, ¡a todos nos conviene saberlo! Porque los de esta generación actual son los que adorarán a la bestia o su imagen y recibirán su marca. Son éstos los que sufrirán la tortura indescriptible de las últimas siete plagas.
El tiempo se acerca cuando las plagas de la ira divina se derramarán puras, sin diluir, con toda su fuerza sobre un mundo negligente que desafía a Dios, y sobre un cristianismo descuidado, tibio e indiferente.

¿Quiénes sufrirán las plagas?
En el libro de Apocalipsis Juan nos da el último mensaje de advertencia: "Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira" (Apocalipsis 14.9-10). Esta profecía es muy significativa porque revela, por adelantado, acontecimientos que sucederán en el futuro inmediato.
En su visión del pavoroso "día del Señor", Juan ve cómo empiezan a caer estas plagas: "Y del templo salieron los siete ángeles que tenían las siete plagas… Fue el primero, y derramó su copa sobre la tierra, y vino una úlcera maligna y pestilente sobre los hombres que tenían la marca de la bestia, y que adoraban su imagen" (Apocalipsis 15.6; 16.2).Todas las señales indican que estas cosas sucederán casi seguramente dentro de pocos años; ¡y que hundirán al mundo en el estado más desesperado de dolor y angustia que jamás haya conocido!
Quienes van a sufrir la ira del Dios todopoderoso son los adoradores de la bestia o de su imagen o los que tienen su marca.
Es inútil tratar de imaginarse, como hacen tantos, cuál puede ser la marca de la bestia. Estas profecías son reales. Son inminentes. Puesto que éstas y otras profecías no habían sido entendidas hasta ahora, aun las iglesias, los teólogos y los evangelistas suelen pasar por alto la profecía, especialmente estas profecías inminentes. Muchos especulan al respecto, pero Dios dice: "Mis pensamientos no son vuestros pensamientos" (Isaías 55.8).
No podemos deducirlo por lógica. Estamos cara a cara con una dura realidad, ¡no un cuento de hadas! Sólo hay una manera de saber la verdad: Estudiar cuidadosa y prudentemente, con oración, con la mente entregada al Espíritu Santo y guiada por él, y con todo el testimonio de todas las escrituras que se relacionan con este asunto.
No podemos identificar la marca sin antes saber qué o quién es la bestia, porque la marca es de la bestia. Entonces, ¿qué o quién es la bestia?

La descripción bíblica de la bestia
Leamos cuidadosamente la descripción que nos da la Biblia: "Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo. Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad" (Apocalipsis 13.1-2). Esta es una descripción que IDENTIFICA a la bestia.
Si esta bestia fuera algún misterioso superhombre o un anticristo próximo a surgir como dictador mundial, sería un individuo de aspecto bastante curioso, pues tendría siete cabezas y 10 cuernos. ¿Ha visto usted algún hombre con siete cabezas y 10 cuernos que salen de una de sus cabezas? ¿Alguna vez vio a un hombre parecido a un leopardo? ¿O puede imaginarse a un superhombre con pies de oso y boca de león saliendo de algún océano?
Todos estos, pues, son símbolos. La palabra bestia es en sí un símbolo. Y nuestro problema es interpretar los símbolos porque ellos representan cosas muy reales. Pero el hombre no es capaz de interpretar los símbolos bíblicos. Cuando sepamos qué son las cabezas y los cuernos, qué son los pies del oso, la boca del león y la semejanza del leopardo, entonces podremos saber qué o quién es la bestia.

La Biblia interpreta sus propios símbolos
El punto que queremos recalcar es que la Biblia interpreta sus propios símbolos y revela su significado. Si queremos hallar la verdad, hemos de guiarnos exclusivamente por la interpretación de la Biblia, no por las interpretaciones ni la imaginación del hombre.
En el capítulo 7 de Daniel encontramos exactamente los mismos símbolos: las bestias, las siete cabezas, los 10 cuernos y también el león, el oso y el leopardo. Y la Biblia nos dice lo que estos símbolos representan.
Dios le había dado a Daniel entendimiento en sueños y visiones (Daniel 1.17). El Profeta tuvo un sueño y una visión (Daniel 7.1) en que vio cuatro grandes bestias (versículo 3). Nótese que al igual que en el libro de Apocalipsis, las bestias subían del mar.
La primera era como un león (versículo 4), la segunda como un oso (versículo 5), la tercera como un leopardo (versículo 6) y ¡la cuarta era tan espantosa y terrible que no podía compararse con ninguna bestia de la tierra! (versículo 7).
La bestia que se parecía a un león tenía una sola cabeza, la que se parecía a un oso tenía una y la cuarta bestia también tenía una. Pero la tercera bestia, la que se parecía a un leopardo, tenía cuatro cabezas, ¡dándonos un total de siete! De la grande y horripilante cuarta bestia salían 10 cuernos.
Ahora veamos la última parte del versículo 16, donde se nos da la interpretación de las cosas. La pregunta es: ¿Aceptaremos la interpretación dada en la Biblia de las siete cabezas, los 10 cuernos, el león, el oso y el leopardo?
"Estas cuatro grandes bestias son cuatro reyes que se levantarán en la tierra". Ésta es la interpretación dada por el versículo 17.
La palabra rey es sinónima de reino y se emplea en el sentido de que el rey representa el reino sobre el cual gobierna, pues en el versículo 23 leemos: "La cuarta bestia será un cuarto reino en la tierra". Nótese también que la palabra reino se emplea en el mismo sentido en los versículos 18, 22, 24 y 27.
Ahora, ¿qué representan los cuernos? Veamos el versículo 24: "Y los diez cuernos significan que de aquel reino se levantarán diez reyes".
Nótese que los 10 cuernos, o sea 10 reinos o gobiernos sucesivos, SURGEN DE UN REINO, no de un hombre ni de un superhombre. Esto aclara que esta bestia no es un hombre misterioso, un personaje que está por aparecer. También aclara que la bestia no es una iglesia, como dicen algunos, pues de ninguna iglesia han salido ni saldrán 10 reinos.
Como la palabra rey en estas profecías se refiere al respectivo reino representado por él, y como las palabras rey y reino son sinónimos en la Biblia, entonces ¡los 10 cuernos son 10 reinos sucesivos que saldrán del cuarto reino que había de gobernar la tierra!

La identificación de los reinos
Estos mismos reinos gentiles, los cuatro que gobernarían al mundo, se describen en el capítulo segundo de Daniel. El rey Nabucodonosor del Imperio Caldeo, que había llevado a los judíos en cautiverio, tuvo un sueño cuyo significado fue revelado por Dios a Daniel.
El sueño se relata en los versículos 31-35. El Rey vio una gran imagen que tenía la cabeza de oro, el pecho y los brazos de plata, el vientre y los muslos de bronce, las piernas de hierro y los pies de hierro y barro cocido. Una piedra, no traída por hombres sino por vía sobrenatural, cayó sobre los pies de la imagen y la rompió en pedazos que el viento se llevó. Luego la piedra se convirtió en un gran monte que llenó toda la tierra.
"Este es el sueño", dice Daniel a partir del versículo 36. "También la interpretación de él diremos en presencia del rey… tú eres aquella cabeza de oro. Y después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo; y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra. Y el cuarto reino será fuerte como hierro; y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo" (versículos 36-40).
La interpretación de la piedra que rompe el hierro y el barro de la imagen aparece en el versículo 44: "Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre".
La piedra es Cristo y su reino de dominio mundial. La interpretación de la piedra aparece en muchos lugares de la Biblia. "Jesucristo de Nazaret… es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo" (Hechos 4.10-11).
Vemos aquí, pues, cuatro reinos gentiles de alcance universal que gobiernan al mundo. Empiezan con el Imperio Caldeo, que llevó a los judíos cautivos a Babilonia.
Dios había prometido a la antigua Israel que si guardaba sus mandamientos, si era su nación obediente, crecería hasta convertirse en una multitud de naciones, o un imperio, que dominaría al mundo entero. Pero si no obedecía, sería llevada cautiva por naciones gentiles (Levítico 26 y otras profecías).
La antigua Israel fue puesta a prueba a lo largo de siglos y generaciones. Por su desobediencia, fue llevada en cautiverio por Nabucodonosor, quien había levantado el primer imperio mundial.
Pero tal como Dios lo reveló en el capítulo 2 de Daniel, fue Dios quien había dado dominio mundial a esta sucesión de imperios gentiles. Éstos constituyen uno tras otro cuatro grandes reinos mundiales y del cuarto salen 10 gobiernos sucesivos. Esta sucesión se prolonga hasta el tiempo de la segunda venida de Jesucristo y el establecimiento del reino de Dios que llenará toda la tierra y durará para siempre.

La cuarta bestia
Es claro que aquí se describen las mismas potencias gentiles universales representadas por las cuatro bestias de Daniel. Y la imagen identifica cuáles son. La primera fue el reino de Nabucodonosor: el Imperio Caldeo, llamado Babilonia por su ciudad capital (625-539 a.C.).
Le sigue el segundo reino, y la historia nos dice que éste fue el Imperio Persa (558-330 a.C.).
Todo estudiante de historia antigua conoce el tercer reino mundial, que fue Grecia o Macedonia bajo Alejandro Magno, conquistador del gran Imperio Persa (333-330 a.C.). Alejandro vivió sólo un año más después de su veloz conquista y sus cuatro generales dividieron el vasto imperio en cuatro regiones: Macedonia y Grecia, Tracia y Asia occidental, Siria y el territorio al oriente del río Indo, y Egipto. Estas divisiones corresponden a las cuatro cabezas de la tercera bestia de Daniel 7.
El cuarto reino, que tuvo su origen en Roma, se extendió y absorbió las cuatro divisiones una tras otra. Esta cuarta bestia, "espantosa y terrible y en gran manera fuerte", fue el Imperio Romano (31 a.C. 476 d.C.).

El simbolismo de los cuernos
Ahora veamos el simbolismo de los cuernos de la cuarta bestia de Daniel 7 y de la bestia de Apocalipsis 13.
Los 10 cuernos simbolizan una misma cosa: las 10 eras de gobierno que surgirían del Imperio Romano después de su caída en el año 476. "Y los diez cuernos significan que de aquel reino [del cuarto, o sea el Imperio Romano, 31 a.C. 476 d.C.] se levantarán diez reyes… y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo" (Daniel 7.24, 27).
Los 10 cuernos son, pues, 10 gobiernos que saldrán del Imperio Romano. Estos reyes, llamados también reinos, se prolongan desde el año 476 hasta el momento en que la piedra (Cristo y su reino) triture los pies de la imagen y el reino sea entregado a los santos.
Por lo tanto, como en la historia no ha habido nunca 10 reinos contemporáneos que hayan salido del Imperio Romano simultáneamente, y como sí ha habido nueve reinos sucesivos gobernando sobre ese territorio (esto lo explicaremos más adelante) desde el año 476 hasta el presente, sabemos que los reinos representados por los cuernos son sucesivos y no contemporáneos.

La herida mortal
Ahora volvamos a la descripción de la bestia en Apocalipsis 13: "Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia, y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella? También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses" (versículos 3-5).
La bestia aquí representada es la que reunió el esplendor real y el poderío simbolizados por la boca del león (Babilonia), junto con la fuerza simbolizada por los pies del oso (Persia) y la ligereza, astucia y crueldad del leopardo (Grecia).
Como la interpretación de estos símbolos aparece en Daniel 7, y como la cuarta bestia tenía 10 cuernos, la interpretación bíblica es que la bestia de Apocalipsis 13 corresponde a la cuarta bestia de Daniel 7, es decir, al Imperio Romano de los años 31 a.C. a 476 d.C.
La bestia descrita por Juan en Apocalipsis 13 incluye siete cabezas, pero la única cabeza que existía en el momento cuando Juan vio esta extraña bestia (que incluía las características más poderosas de todas sus antecesoras) era la que correspondía a la cuarta bestia de Daniel, que tenía la séptima cabeza y también los 10 cuernos. Por lo tanto, la cabeza que recibió la "herida de muerte" (Apocalipsis 13.3) fue la séptima cabeza del Imperio Romano, aquella que dio origen a los 10 cuernos.
Los 10 cuernos, según los interpreta Daniel, representan 10 gobiernos sucesivos surgidos del Imperio Romano y que habían de prolongarse hasta el establecimiento del reino de Dios a la segunda venida de Cristo.
La herida de muerte, pues, se le propinó al Imperio Romano en las últimas etapas de su decadencia, cuando fue invadido por los bárbaros que pusieron fin a su gobierno en el año 476.
También leemos que el dragón entregó su poder a la bestia. ¿Quién es el dragón?
Algunos han dicho que es la Roma pagana, pero nosotros nos guiaremos únicamente por la interpretación que la Biblia da de sus propios símbolos. Vemos, entonces, que el dragón es un símbolo de Satanás el diablo.
Leamos Apocalipsis 12: "El gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás… fue arrojado a la tierra… el diablo ha descendido a vosotros con gran ira… Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra…" (versículos 9, 12-13). "Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás" (Apocalipsis 20.2).
La gente adoraba a la bestia (Apocalipsis 13.4). Algunos deducen por esta sola afirmación que la bestia es el papado. ¡Parecen ignorar que el pueblo adoraba al Imperio Romano y sus emperadores!
Nótese cómo adoraban a la bestia, diciendo: "¿Quién podrá luchar contra ella?" El Imperio Romano fue la potencia bélica más grande que el mundo había conocido. Esta bestia mataba a espada (versículo 10).
La historia nos narra que los emperadores romanos eran objeto de culto, pues el paganismo era la religión del Estado. Citamos a continuación del libro Medieval and Modern Times (Tiempos medievales y modernos) de James H. Robinson, página 7: "El culto al emperador: En síntesis, el gobierno romano no sólo estaba maravillosamente bien organizado… todos tenían que unirse al culto del emperador porque él representaba la majestad y la gloria del dominio… todos estaban obligados, como buenos ciudadanos, a participar en los sacrificios oficiales ofrecidos al jefe de estado como un dios".
Cuando la séptima cabeza de esta gran bestia recibió su herida mortal en el año 476 de nuestra era, ¿señaló esto su fin? No. La profecía dice que "su herida mortal fue sanada… y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses" (versículos 3, 5).
Los 10 cuernos representan 10 reinos sucesivos que surgirían de ese reino. Por lo tanto, la bestia se perpetúa en sus 10 cuernos (que salen de la cabeza simbólica del Imperio Romano, 31 a.C.: 476 d.C.) hasta la venida de Cristo.
Se nos dice que una de las cabezas recibió una herida de muerte. La bestia incluía las siete cabezas y los 10 cuernos. Juan ve a la bestia viva en los días de su séptima cabeza, el Imperio Romano. Y cuando esa cabeza de la bestia recibió su herida, la herida sanó. Ahora los cuernos reinan uno por uno.
El Imperio Romano en África del Norte fue invadido por los vándalos, que luego saquearon a Roma en el año 455. Después, en el año 476 Odoacro estableció en Roma su gobierno de los hérulos. Pero esto no sanó la herida de muerte porque se trataba de un gobierno situado en Roma pero no romano sino de los bárbaros extranjeros. Después vino el reino de los ostrogodos (493-554). Este fue otro pueblo extranjero que gobernó ese territorio, pero fue expulsado de Italia y desapareció.
Estos tres reinos que barrieron el territorio romano llenaron el período que la historia conoce como la "edad de transición" (ver Ancient History, Historia Antigua, de Philip Myers, Página 571), o sea una TRANSICIÓN entre la herida y el momento en que ésta se sanó.
Luego Daniel vio un "cuerno pequeño" que surgía entre estos 10 y que arrancó a los tres primeros (Daniel 7.8). Eso deja siete cuernos por venir. Daniel dice que ese cuerno pequeño "parecía más grande que sus compañeros" (versículo 20). El papado dominó completamente a todos los cuernos subsiguientes.


La herida sanada
El cuarto reino (simbolizado por el cuarto cuerno), posterior a la caída del imperio en el año 476, fue el que realmente SANÓ la herida mortal restaurando el imperio.
En el año 554 de nuestra era Justiniano, emperador del oriente en Constantinopla, estableció su gobierno mediante un legado imperial en Ravena, Italia, y realizó lo que se llama en la historia la "Restauración Imperial".
Ahora nótese el versículo 5 de Apocalipsis 13. Una vez sanada, la bestia recibió poder "PARA ACTUAR CUARENTA Y DOS MESES". En las profecías relativas al tiempo del castigo de Israel, cada día corresponde a un año de cumplimiento (Ezequiel 4.4-6; Números 14.34). Por lo tanto, 1a bestia sanada ha de seguir actuando 1.260 años.
Sanada la herida en el año 554, vino el Reino Franco (francés), seguido del Sacro Imperio Romano (Alemania y luego Austria) y el reino de Napoleón (francés). Con la derrota de Napoleón en 1814, la bestia sanada no siguió actuando. "Así tocó a su fin un gobierno que se remontaba a César Augusto [del año 31 a.C.]", dice Modern History (Historia Moderna) de Willis M. West. ¡Cayó en un abismo!
Del año 554 al año 1.814, período que corresponde a la "bestia sanada", ¡hay exactamente 1.260 años!
En ese momento ocho de los cuernos habían surgido y habían desaparecido, y la bestia cayó en el estado de inexistencia simbolizado por el "abismo" en Apocalipsis 17.8. Mas para el año 1.870 Garibaldi había reunido las divisiones de la península italiana en una nación y el reino así establecido dio comienzo al noveno cuerno, que culminó con el gobierno de Mussolini.

La mujer y las cabezas
Más adelante hablaremos en más detalle sobre el capítulo 17 del Apocalipsis en relación con lo anterior. Ahora debemos aclarar que la mujer mencionada en este capítulo no cabalgó sobre parte alguna de la bestia de Apocalipsis 13 ¡excepto los siete últimos cuernos! Ella es el “cuerno pequeño” de Daniel 7, que “parecía más grande que sus compañeros” e hizo que fueran arrancados los tres primeros.
Como en el capítulo 17 del Apocalipsis la mujer cabalga sobre las siete cabezas de la bestia, y como ella no cabalgó sobre las cabezas de la bestia de Apocalipsis 13 sino sobre sus últimos siete cuernos, podemos deducir que los siete cuernos de la “bestia sanada” de Apocalipsis 13 corresponden a las siete cabezas de la bestia de Apocalipsis 17.
Nótese que cuando Juan ve la bestia dice que “cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido” (Apocalipsis 17.10). Los cinco que “han caído” son aquellos que existieron durante los 1.260 años en que la bestia sanada recibió poder, de manos de una autoridad religiosa, para seguir actuando. El que “es” se refiere al reino que se prolongó desde Garibaldi hasta la caída de Mussolini. No podía compararse con el poderoso Imperio Romano de la antigüedad, por lo cual durante la etapa de este noveno cuerno (Apocalipsis 13), o sexta cabeza (Apocalipsis 17), Juan dice que “era, y no es; y está para subir del abismo”.
La séptima cabeza con sus 10 cuernos en el capítulo 17 será, como lo explica ese capítulo, una resurrección de la bestia, el Imperio Romano que surgirá del “abismo”. Esto corresponde a una confederación de 10 naciones europeas situadas dentro de los contornos del antiguo Imperio Romano (Apocalipsis 17.12-18). ¡Esto ya comienza a hacerse realidad!
En Apocalipsis 17.11 el imperio dominado por una iglesia se llama “un octavo” (versión de Nácar-Colunga, traducción correcta) y es “de los siete”. ¿A qué se refiere el número siete en este versículo y por qué se dice que es “un octavo”?
El número siete se refiere a las siete cabezas que representan a los reinos de Babilonia (1), Persia (2), Grecia (3, 4, 5, 6) y Roma (7) ver la tabla de la página 19. La bestia de Apocalipsis 17 simboliza el Imperio Romano restaurado (a partir de la Restauración Imperial de Justiniano en el año 554). Éste, aunque es una continuación de la séptima cabeza, se distingue del Imperio Romano original por el hecho de ser dominado por una iglesia. Es debido a esta diferencia que la Roma restaurada es considerada como “un octavo”.



¿Qué representa 666, el número de la bestia?
¿Dónde encontraremos el misterioso número 666? ¿Acaso es la corona papal, como dicen algunos, la señal que identificaría al pontífice como la bestia de Apocalipsis 13? ¿O debemos buscarlo en otra parte?
Veamos los pasajes de las Sagradas Escrituras que se refieren directamente a este número: “Y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis” (Apocalipsis 13.17-18).
“Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios” (Apocalipsis 15.2).

Algunos datos importantes
De estos pasajes se desprende lo siguiente:
1) La bestia tiene un número y, si tenemos sabiduría, podremos identificar la bestia por su número.
2) El número es 666.
3) Debemos contar el número, o sea sumarlo. El único otro lugar donde aparece la misma palabra griega en la Biblia es Lucas 14:28: “calcular los gastos”.
4) Este número, 666, es el número de la bestia. La única interpretación bíblica de esta bestia simbólica es un reino o el rey que lo gobierna (Daniel 7.l7,18,22,24,27; nótese que, según este simbolismo, el rey y su reino son sinónimos). Por lo tanto, el número 666 debe ser el número del reino o gobierno o imperio, así como el número del rey que lo funda o lo gobierna.
5) La expresión “el nombre de la bestia, o el número de su nombre” muestra claramente que el número 666 es el número del nombre que corresponde al reino o imperio. La expresión “es número de hombre” señala que también debemos contar este número en el nombre del rey o gobernante de aquel reino identificado como la “bestia”.

La bestia no es la mujer
En el capítulo 17 del Apocalipsis encontramos una bestia y montada sobre ella una mujer grande y rica pero prostituida. La Biblia describe la “mujer” simbólica como una iglesia (ver 2 Corintios 11.2; Apocalipsis 19.7; Efesios 5.22-27). Al mismo tiempo, una bestia es símbolo de un reino o imperio.
Seamos consecuentes. La bestia de Apocalipsis 13 no es la mujer que cabalga sobre la bestia. La bestia es el gobierno y la mujer es una iglesia.
¡La bestia de Apocalipsis 13 es el Imperio Romano! Esta bestia recibió una herida mortal (Apocalipsis 13.3). Esto significa que dejó de existir o funcionar como lo había hecho desde el año 31 a.C.; pero su herida mortal fue sanada, después de lo cual siguió existiendo otros 1.260 años (versículo 5).
Quienes piensan que la bestia es una iglesia dicen que esta herida mortal ocurrió en el año 1.798. Pero la iglesia no dejó de funcionar aquel año. La ofensa de Napoleón al papa en aquel año mal podría considerarse una herida mortal. Quienes enseñan tal cosa no esperan que esa iglesia continúe existiendo otros 1.260 años.

El fundador de Roma
El fundador y primer rey de Roma fue Rómulo. De él tomó su nombre el Imperio Romano. Su nombre, nombre de un hombre, es también el nombre del reino. Y todo ciudadano de ese reino lleva el mismo nombre: todos son llamados romanos.
Juan empleó, la lengua griega al escribir esta revelación y al decirnos que contáramos el número de la bestia. Por lo tanto debemos buscar este nombre y el número 666 no en latín. sino en el idioma de la Biblia.
“Todos conocemos el sistema de números romanos representados por letras. Sabemos que la I es 1, la V es 5, la X es 10, etc. Pero muchos ignoran que la lengua griega, en que se escribió el libro de Apocalipsis, también utiliza letras para expresar los números.
En el siglo segundo de nuestra era se entendía que originalmente la versión griega del nombre Rómulo era Lateinos, que significa “latino” o “el nombre de Latium”, región de donde los romanos tomaron su origen y su lengua. Esta palabra también significa “romano”.
En griego, la L es 30, la A es 1, la T es 300, la E es 5, la I es 10, la N es 50, la O es 70, la S es 200. La suma de estas cifras ¡es exactamente 666!
No es coincidencia que el nombre del reino, así como el de su fundador y primer rey, al igual que el nombre de cada súbdito de ese reino, ¡sume exactamente 666!
¡No hay duda de que la bestia está identificada! Este número está estampado en forma indeleble sobre el Imperio Romano.
Algunos preguntarán si este nombre se aplica al papa. Hay quienes enseñan que las palabras Vicarius Filii Dei se encuentran en la tiara papal. El pontífice sí utiliza a veces la tiara (una mitra de tres coronas), pero en ella no están inscritas esas palabras. Debemos tener cuidado de comprobar todas las cosas.
Además, dichas palabras están en latín y no en un idioma bíblico. Por otra parte, no se trata de un nombre sino de un título, y lo que debemos contar es el nombre de la bestia y el número del nombre de un hombre. También, ese título latino no se aplica a un reino o imperio sino a un individuo únicamente.
Vemos que el número 666 está estampado en el Imperio Romano, en el fundador y primer rey de los latinos y en todos los romanos. ¿Podría haber pruebas más definitivas?

La bestia de dos cuernos
Satanás tiene su gobierno civil en la tierra, al cual ha dado “su poder y su trono, y grande autoridad”.
También se vale de la religión organizada como instrumento para engañar al mundo. En 2 Corintios 11.14 vemos que Satanás se hace pasar por “ángel de luz”. Según Apocalipsis 12.9 y 20.3, ha engañado al mundo entero. ¿Cómo?
Pablo nos dice en 2 Corintios 11.13-15 que Satanás tiene sus ministros que se hacen pasar por ministros de justicia pero que son falsos apóstoles, obreros fraudulentos que se dicen ministros de Cristo, se dicen ministros cristianos. Y son muchos, no pocos, pues todas las profecías dicen que los engañados son la mayoría. El esfuerzo principal de Satanás durante estos 6.000 años se ha encaminado hacia el engaño del mundo.
Ahora pasemos al capítulo 13 del Apocalipsis y comencemos a leer en el versículo 11: “Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón”.
¿Qué o quién es esta bestia?
Algunos dicen que serán los Estados Unidos aliados con el papado. Otros piensan que es una federación de iglesias protestantes. La mayoría de las entidades religiosas hacen caso omiso del tema o simplemente dicen: “No sabemos”.
¿Por qué existe tanta ignorancia cuando la respuesta es tan clara?

La interpretación bíblica
Recordemos primero que la Biblia interpreta sus propios símbolos. Cuando los hombres dan su propia interpretación a los símbolos bíblicos, ¡sus conclusiones siempre son erradas!
Nótese que Juan ya había visto una bestia, que es el Imperio Romano. Ahora ve una diferente, una bestia distinta.
Hemos aprendido que una bestia es símbolo de un reino o gobierno civil, y el término representa o bien el reino o bien su jefe, según el caso (Daniel 7.17, 23). Por lo tanto, esta otra bestia de dos cuernos es el símbolo profético de otro reino o gobierno.
En estas profecías Dios nos muestra los gobiernos gentiles del mundo representados como bestias cuyas características los describen. Esta bestia de dos cuernos parecía un cordero pero hablaba como dragón. Esta última característica muestra su verdadera naturaleza, pues “de la abundancia del corazón habla la boca” (Mateo 12.34).
¿Qué simboliza la palabra cordero en la Biblia? Simboliza a Cristo (Juan 1.29; Apocalipsis 17.14). Y el dragón es un símbolo del diablo (Apocalipsis 12.9; 20.2).
Aquí tenemos, pues, un reino o gobierno que se hace pasar por el de Cristo, o sea por el reino de Dios.
Cristo no estableció un gobierno (reino) la primera vez que vino a la tierra. Luego de su resurrección, los discípulos le preguntaron si iba a restaurar el reino en ese momento (Hechos 1.6), mas no lo hizo.
La Iglesia no es el reino. Como algunos pensaban que lo era, Jesús les narró la parábola de Lucas 19:11- 27 para mostrarles que primero Él tenía que ascender al trono de su Padre en el cielo y recibir el poder real para regresar como Rey de reyes y fundar el reino mundial de Dios.
Pero Satanás se dedica a engañar y ha desorientado al mundo haciéndole creer que su sistema satánico de iglesias constituye el reino de Dios.
Ahora veamos Apocalipsis 13.12: “Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella”.
La primera bestia es el Imperio Romano. Aquí hay otro gobierno que se hace pasar por el gobierno de Cristo o reino de Dios y que toma, ejerce, aplica y emplea todo el poder del primer reino.
¿Cuándo sucede esto? “Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada” (versículo 12).
Tiene que ocurrir después de sanada la herida mortal del año 476. Esta herida sanó cuando Justiniano impuso la restauración del Imperio de Occidente en el año 554 de nuestra era. Por lo tanto, este gobierno religioso ejerció su poder después del año 554, fecha en que se restauró el Imperio Romano.
La profecía, pues, nos muestra un gobierno (religioso) que se presenta como el gobierno de Cristo haciéndose pasar por el reino de Dios y que ejerce dominio sobre el Imperio Romano civil después del año 554 d.C.
En esa época se enseñaba que la segunda venida de Cristo se cumplía en la persona de los jefes de la iglesia y que el milenio ya había empezado.
Durante 1.260 años los emperadores reconocieron el poder supremo de la religión. La iglesia se organizó como gobierno dual (simbolizado por sus dos cuernos o reinos, pues los cuernos también simbolizan reinos, ver Daniel 7:24). Incluía el gobierno eclesiástico pero era al mismo tiempo un gobierno estatal o civil, que siempre ocupó cierto territorio sobre el cual gobernó como estado soberano e independiente... además de gobernar sobre el vasto reino civil llamado el Sacro Imperio Romano. Hoy sigue siendo un estado soberano independiente.
Nótese que esta segunda bestia tendría poder sobre toda la tierra. Haría que la tierra y sus habitantes adoraran a la primera bestia “cuya herida mortal fue sanada” después del año 554.
Algunas enciclopedias traen la historia de este suceso bajo el título “Milenio”. Allí narran cómo el Sacro Imperio Romano se llamó el “reino de Dios en la tierra”. ¡Se decía que el milenio ya había llegado!
Ahora veamos Apocalipsis 13.14: “Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia”. El versículo 13 dice que “hace grandes señales”.
Tomemos nota, pues, de estos tres puntos:
1) Esta bestia hace grandes milagros.
2) Los hace “en presencia” del Sacro Imperio Romano, o sea de la primera bestia.
3) Con estos milagros engaña a todas las naciones.

Engañadas todas las naciones
¿En qué otra parte de la profecía bíblica encontramos estos mismos datos?
Primero pasemos a Apocalipsis 17. Aquí vemos una mujer. En 2 Corintios 11.2, Efesios 5.22-27 y otras partes aprendemos que una mujer es símbolo de una iglesia. En este caso se trata de una mujer incasta, una iglesia apóstata, que ejerce dominio sobre muchas naciones (Apocalipsis 17.1, 15).
El versículo 3 nos muestra a esta iglesia falsa cabalgando sobre una bestia “que tenía siete cabezas y diez cuernos”. Una mujer montada sobre un caballo lo guía y lo controla, y éste la obedece.
Ahora el versículo 18 nos dice que la mujer “es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra”. En el versículo 2 habíamos visto que los habitantes de la tierra fueron engañados por este cristianismo falso. Y Apocalipsis 18.3 añade que ha engañado a todas las naciones.
Ahora pasemos a 2 Tesalonicenses 2.3-4. El día de Cristo y su venida no llegará hasta que se cumpla la apostasía y hasta que se revele un “hombre de pecado”. Éste se exalta sobre todo lo que se llama Dios. Como Dios, se sienta en el templo que según dicen es el templo de Dios y se muestra engañando a la gente para que lo acepten como Dios. Dios es nuestro Padre santo. El personaje que en ese entonces ocupará esta posición religiosa tomará este mismo título.
Este hombre maligno será destruido por Cristo a su segunda venida (versículo 8).
Los versículos 9 y 10 nos hablan de un “inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales [milagros] y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad”.
Se trata de una figura religiosa importante, que hará milagros y prodigios con los cuales engañará a la gente de todo el mundo.

En Armagedón

Este gobernante religioso y fraudulento actuará hasta el momento del Armagedón y la segunda venida de Cristo.
En Apocalipsis 16.13-16 se describen tres espíritus inmundos, surgidos del dragón (que es el diablo), de la bestia (que es el gobernante civil romano) y de la boca del falso profeta (que se asocia con este último).
El versículo 14 prosigue: “Pues son espíritus de demonios, que HACEN SEÑALES [milagros], y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso”. El lugar donde se reúnen se llama Armagedón.
Reflexionemos. Este futuro gobernante romano, como el Imperio Romano, ha de surgir junto con un gran dirigente religioso... ¡todo esto con el poder y bajo la influencia del diablo! ¡Hará milagros!
Todas las profecías relacionadas con este tema muestran que estas dos potencias hacen las mismas cosas.
Ahora veamos la última batalla del “gran día del Dios Todopoderoso” en Apocalipsis 19.19-20.
Vemos aquí a la bestia, “y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen”.
Comparemos esto con la bestia de dos cuernos en Apocalipsis 13.11-17:
1) Ambos hacen milagros.
2) Ambos los hacen en presencia de la bestia.
3) Con estos milagros, tanto el falso profeta como la bestia de dos cuernos engañan a los que tienen la marca de la bestia; les hacen recibir esa marca (Apocalipsis 13.16).
Sin duda, esta bestia de dos cuernos, así como el falso profeta, el hombre de pecado y la mujer que cabalga sobre la bestia representan todos un cristianismo falso.
Ahora bien, la bestia de dos cuernos, ¿engaña a aquellos que tienen la marca de la bestia? ¡Sí! Prosigamos en Apocalipsis 13: “Y engaña a los moradores de la tierra”. ¿Cómo? “...mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió. Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender [comerciar, ganarse la vida, conservar el empleo], sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre” (versículos 14-17).
Nótese, pues, lo siguiente: Esa bestia de dos cuernos no solamente hizo que la gente recibiera la marca de la bestia (compárese con Apocalipsis 19.20), sino que también hizo crear una imagen que ocasionó el martirio de los santos. Todos los que se negaran a adorar a la imagen sufrían el martirio. Esta iglesia falsa no los mataba sino que los hacía matar. La historia nos cuenta que el gobierno civil martirizó a millones de personas declaradas “anatema de Cristo” o “herejes”.
Comparemos esto con la mujer que cabalga sobre la bestia en Apocalipsis 17: “Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús” (versículo 6). Sin duda, estos símbolos corresponden a lo mismo.

La imagen de la bestia
El organismo eclesiástico, que es un gobierno dual, engañó a la gente mandándole que construyera una imagen de la bestia. Esto nos explica cómo llevó a cabo su engaño (Apocalipsis 13.14).
¿Qué es una imagen? El diccionario dice que es una semejanza, una copia, representación o modelo. Tenemos, pues, una iglesia que dice: “Hagamos un modelo o semejanza del gobierno civil romano” (que es la bestia).
Jesucristo proclamó el reino o gobierno de Dios, un gobierno divino por voluntad de Dios y por la ley de Dios, no un gobierno humano pagano hecho por voluntad del hombre y basado en leyes humanas. Su Iglesia incluye a todos los santos engendrados y guiados por el Espíritu de Dios. Cristo es su única cabeza, ¡y su reino no es de este mundo! (Juan 18.36).
Entonces ¿de dónde tomó su forma el actual gobierno eclesiástico?
“El primer papa, en el verdadero sentido de la palabra, fue León I (440-461 d.C.)”, dice la Cyclopedia of Biblical, Theological and Ecclesiastical Literature (Enciclopedia de literatura bíblica, teológica y eclesiástica), volumen 7, página 629.
León I consideraba que la forma de gobierno del Imperio Romano era lo más maravilloso sobre la tierra. Aplicó sus principios a la iglesia y la organizó como un gobierno, formando así el papado.
Esta organización o gobierno eclesiástico es la imagen de la bestia.
Dice el historiador Philip Myers en su Ancient History (Historia Antigua): “Durante el reinado de León I la Iglesia estableció, dentro del Imperio Romano, un estado [gobierno] eclesiástico que seguía el modelo imperial en su constitución y sistema administrativo”.
Este gobierno eclesiástico, pues, según el historiador, es un modelo o copia, una imagen de la bestia que es el gobierno del Imperio Romano. La Enciclopædia Britannica lo llama un imperio eclesiástico mundial.
Esta imagen, o sea un gobierno eclesiástico diseñado y gobernado por hombres, obligó a la gente a adorar a la iglesia. Y como la iglesia se organizó como uno de los gobiernos de este mundo, esto era un culto a la imagen, ¡era idolatría!
Esta iglesia fue la madre, y de ella, en “protesta”, salieron iglesias hijas que se llamaron protestantes. Todas tienen un gobierno eclesiástico de índole política, al estilo de los gobiernos de este mundo.
“Y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS” (Apocalipsis 17.5). Sus hijas se llaman también “rameras” y en conjunto se les denomina “Babilonia”. Son paganas y enseñan doctrinas y costumbres paganas, aunque disfrazadas con el nombre de cristianismo. ¡Y todas las naciones han sido engañadas!
Sí, este organismo eclesiástico, de diseño humano, lejos de ser una entidad espiritual diseñada de acuerdo con la Biblia, constituye nada menos que la imagen de la bestia. Es una falsificación política y pagana del gobierno de Dios.
“Salid de ella”, dice Dios en Apocalipsis 18.4. ¡Qué Dios nos ayude a hacer caso!