miércoles, 22 de octubre de 2014

El pueblo de Dios

Para nosotros es un privilegio compartir con ustedes este humilde espacio, teniendo plena convicción del Poder de aquel a quien servimos, el cual resucita a toda persona de entre los muertos por medio del Espíritu Santo.

Predicar el evangelio no es una tarea fácil, porque le estás hablando a personas que están muertas espiritualmente y a no ser que Dios por medio del Espíritu Santo cuando predicas a Jesús les de vida y los levante de entre los muertos, no van a responder. El pecado no es una enfermedad, las escrituras nos dicen que estamos muertos por causa del pecado.

Es por ese motivo que muchas veces recibimos insultos, agravios, ofensas de todo tipo, pero nos gozamos en nuestro Señor delante de quién debemos tener una conciencia limpia, nos esforzamos porque hemos sido salvos y deseamos con todo nuestro corazón la salvación de cada persona. Si quisiéramos tener una mega iglesia, solo tendríamos que utilizar medios carnales para atraer gente y eso sería un rotundo éxito, pero no queremos nada de eso, porque entendemos que es el Señor quien añade a su iglesia los que deben ser salvos.

Es un gran privilegio para nosotros dirigirnos a ustedes con el Evangelio de Jesucristo.

Quería decirles algo muy importante, sabemos bien que hay muchas personas que si hoy morirían serían trasladadas al cielo y gozarían de una gloria que no se puede alcanzar a describir.

Pero también sabemos que hay muchas personas que al morir serían enviadas por el juicio de Dios directamente al infierno.

Miren, los que predicamos el Evangelio no estamos para entretener a nadie, ni para hablarles de cosas temporales, de como puedes obtener esto, o como puedes tener la mejor vida aquí en este mundo.

Absolutamente No! No estoy en esta noche preocupado por tu autoestima, o si tu vida económica está bien o si has alcanzado todo lo que desea tu corazón.

Yo estoy preocupado acerca de una sola cosa, un día estaremos todos nosotros parados delante de un Dios Santo y seremos juzgados, allí los libros se abrirán y será manifestado lo que cada uno vivió. Esa es nuestra gran preocupación.

Esto no es un juego, no tiene nada a ver con nuestra cultura.

Esto tiene que ver con la Palabra del Dios vivo, el Evangelio de Jesucristo, vida o muerte, cielo o infierno.

Es una carga muy grande para un predicador pararse delante de muchas personas sabiendo que muchos al oír mi voz predicar el evangelio, al morir irán al cielo. Mientras que otros van a oir advertencia, tras advertencia, una y otra vez y no van a escuchar, y morirán bajo la ira de Dios y pasaran la eternidad en el infierno.

Esta es la razón por la cual es tan difícil predicar el evangelio de Jesucristo.

El cristianismo no es algo cultural, el cristianismo no es solo algo pequeño que debe formar parte de tu vida, no es algo que haces el domingo en una iglesia.

Cristianismo no es vivir seis días a la semana preso del mundo y luego venir a la iglesia. El cristianismo no se trata de que seas como el mundo todo el tiempo y luego vienes a una iglesia los domingos.

Si ese es el concepto de cristianismo, entonces no tenemos cristianismo, no somos cristianos.

Una de las evidencias de que hemos recibido el evangelio y hemos creído para salvación, es que Dios comenzó una obra de santificación en nosotros. El obra todo el tiempo para hacerte Santo.

¿Es esto una realidad en tu vida?

Juan (15: 1-8)

Abre tu biblia y lee este pasaje, ruego a Dios te de el entendimiento, El Padre te limpiará para que lleves más fruto. se que este pasaje es muy utilizado para hablar de frutos materiales, pero no está hablando de eso, está hablando de la obra poderosa de santificación, en esto es glorificado el Padre y así glorificamos a Jesús siendo sus seguidores, cristianos de verdad.

Si tu no estás sobre el único fundamento que es Jesús, entonces todo lo que crees haber edificado que a la vista de los hombres puede parecer muy bonito, es débil, es de muy mal material, se derrumbará y quedará en vergüenza.

¿Leíste de aquella palabra de los dos hombres, el que edificó sobre la roca y aquel que edificó sobre la arena?

Grande fue la ruina de uno de ellos, quizás así sea tu situación en este momento.

Si tu fueras a comprar materiales para edificar tu casa, y llegas y le preguntas al dueño de la casa de materiales que te recomienda, tu le dices que quieres hacer una edificación fuerte, buena, el que sabe te aconsejará lo que debe adquirir, porque Él conoce.

Ahí tu le dices, no es mucho dinero, quiero gastar menos, lo menos posible, entonces el te dice, tu tienes cosas de muy mala calidad, tu eres dueño de comprar lo que quieras, pero solo déjame decirte que al cabo de unos años, todo se vendrá abajo.

Pero tu terco insistes, no importa, quiero gastar poco y compras aquello, seguramente lo que aquel hombre te dijo se cumplirá, porque él conoce y grande será la ruina de la casa y grande tu vergüenza.

Algo similar acontece con nuestra vida, el Señor te habla claramente lo que debes hacer, porque El y solo El tiene palabras de vida eterna.

Observa el versículo 6 de este pasaje, Cristo nos está diciendo que el que no permanece en Él, será arrojado fuera, se secará, esto es se irá degradando, marchitando, para finalmente ser arrojados al fuego.

Esta es la realidad de muchos que dicen ser cristianos, ya en esta vida se están marchitando, Dios les está mostrando su justicia para que se arrepientan y no lo hacen, llenos de orgullo prefieren seguir mintiéndose a ellos mismo y los demás.

Déjame preguntarte algo, ¿es realmente tu mayor deseo ser santo?

¿Es realmente tu deseo no ser como este mundo, sino como Jesucristo?

Tu vives diciendo que quieres que Dios te manifieste su plan, que el tiene un propósito para ti, está lleno de estos mensajes todo el tiempo, déjame decirte con todo el amor en Cristo cual es el único propósito del Padre para un creyente, es hacerlo semejante a su hijo Jesucristo. (Efesios 2:10) (Romanos 8:29)

Cuando te miras al espejo, ¿ves que estás siendo cada vez más transformado a imagen de Cristo?

Por causa de los métodos carnales que se utilizan para atraer a la gente, hay muchos que dicen ser cristianos pero viven todo lo contrario a la fe cristiana y su pésimo testimonio hace que el nombre del Señor sea blasfemado. Se cumple lo que está escrito en (2Pedro:1-3)

Pero el pueblo de Dios, la nación santa que el Señor adquirió será para alabanza de su nombre, para la demostración de su poder delante de las naciones. El demuestra por medio de su pueblo, de su iglesia, que no solo tiene el poder de salvarlos, sino de trabajar en ellos, de santificarlos, me lleno de gozo y alegría en el Señor, por su santidad admirable y su poder extraordinario.

Esta es una promesa del Señor, está en juego su reputación, El lo habló y lo hace, si tu verdaderamente has creído para salvación no podrás escapar, El va a limpiarte, el va a obrar poderosamente en tu santificación.

Leamos (Mateo 5:14-16)

Perdona si este pasaje también lo aplicabas para las cosas materiales, pero no es lo que dice, está hablando de la obra de Dios en su pueblo, está afirmando el cumplimiento de esa promesa, los demás hombres glorificarán a Dios al ver su luz en su pueblo.

Tu puedes tener muchas riquezas y tener éxito en todas tus cosas materiales, un mundano también lo tiene, pero lo que ningún hombre puede tener, a no ser que haya creído para salvación es ese nuevo corazón vivo, es la obra poderosa de Dios operando realmente en su vida para santidad, es la presencia real del Padre que no dejará a su hijo apartarse de su camino.

Te invito a que leas en el antiguo, que Israel debía darle gloria a Dios, las naciones debían mirar para ese pueblo y admirarse de que ningún pueblo tenía como ellos leyes tan santas y justas y que ninguna nación en el mundo tenía a su dios (por cuanto no son Dios) tan cerca como ellos cuando lo invocaban.

Pero ellos se desentendieron del pacto, pero el Señor anunció un nuevo pacto eterno por medio de Jesucristo, somos el Israel del Señor, lo que nunca va a pasar es que su pueblo viva haciendo lo malo, su verdadero pueblo será para su gloria, para alabanza de su nombre.

Lo más maravilloso es que no lo hizo por ningún hombre, sino por amor a su santo nombre, por el dolor de ver su nombre profanado entre las naciones en las cuales Israel estuvo.

Te imploro, deja las fábulas y el cristianismo extraño centrado en tu victoria sobre conquistas terrenales, todas ellas serán destruidas.

¿A caso no has leído que el que compra se comporte como el que no posee, ? Tu tienes que ser responsable en tu trabajo el cual Dios bendice si eres su hijo, pero no debes estar centrado en las cosas de esta vida. (1Corintios 7:29-31)

Muchos andan depresivos, la solución no es una oración mágica, la depresión es el resultado de nuestro egoísmo, yo se lo que es la tristeza según el mundo, pero me di cuenta qué era, porque lo que me causa tristeza tiene que ver conmigo, con mis afectos terrenales, con lo que no puedo alcanzar en esta vida, tiene que ver con esta vida, pero no nos paramos a reflexionar en Cristo, en lo que él ha hecho en la cruz, porque sucedió aquellos, sino que estamos tan aferrados a nosotros mismos, que los fracasos y desiluciones no matan. El que quiere seguir al Señor, debe negarse a si mismo, tomar su cruz y seguirlo. y muchos están proveyendo para este tropiezo. Piensa por favor.

Todo tiene que ver contigo, por eso te frustras, pero si pudieras realmente lo precioso que es Cristo, si lo pudieras ver, nunca más nadie quitaría ese gozo.

Donde esté tu tesoro, allí también estará tu corazón, mira al joven rico por qué se fue triste, por su amor al dinero, a las cosas de esta vida, mira a Pablo, como vivió gozoso en cada situación, cuando tenía abundancia o cuando tenía escases.

Te has llenado quizás de un dios que han inventado en su imaginación.

Mira lo que dice (Ezequiel 36: 21-27) Es una profecía para el pueblo de Dios, lo que el Señor haría por su pueblo, ahí describe de una manera maravillosa la obra real, poderosa y sobrenatural del Espíritu Santo en cada creyente, mira que en todo el dice Yo haré tal cosa, El limpiará a su pueblo, El dará un corazón nuevo, El dará un espíritu nuevo a los creyentes, el pondrá dentro de cada creyente su Espíritu, El hará que lo obedezcan y guarden sus preceptos, El hará que su pueblo ponga por obra sus mandamientos.

Versículo 23, el Señor lo hizo para glorificar su nombre delante de todas las naciones, para que todos vean que su pueblo es distinto, para que todas las naciones lo admiren por su poder salvador y regenerador.

Versículo 24, el cortará a su pueblo del mundo y los separará, los traerá a su presencia, ¿no somos peregrinos en este mundo? ¿No somos una nación santa?

¿Dónde fue hecha toda esta poderosa obra? En la Cruz del Calvario.

Cuando creemos en Jesús, realmente somos nuevas criaturas por medio del poder de Dios.

Esa promesa no va a fallar, porque Dios habló y su precioso nombre está en juego. Gloria a nuestro Dios poderoso por los siglos de los siglos.

¿Tu puedes ver la obra descripta en Ezequiel siendo una realidad en tu vida?

Dios sabe con el amor que escribo, sin doblez, con la esperanza que muchos sean salvos.

Con todo amor en Cristo Jesús

sábado, 20 de septiembre de 2014

¿Has creído en aquel que justifica al impío?

Ruego al Señor que tenga compasión de todos nosotros, porque solo de esa manera podemos alcanzar la gracia del Todopoderoso.

Quiero comenzar este mensaje haciendo una pregunta a ti que lo estás leyendo.

¿Cuándo te has convertido, de que manera recibiste el mensaje del evangelio? ¿Cuándo lees la biblia, lo haces como desde otro lugar?

¿Qué es lo que quiero decir? Cuando leíste respecto a pecadores e impíos, ¿entendiste que se está refiriendo directamente a ti?

Cuando leíste que todos estamos bajo el juicio de Dios, ¿entendiste que ahí también estás tu? Te estoy hablando cuando supuestamente fuiste salvo y te convertiste. He notado que en el falso cristianismo, hay un espíritu inmundo que propaga una herejía terrible, esta es colocarnos un velo respecto al mensaje del Señor, no entendemos lo directo que es, porque ese espíritu inmundo te coloca en una posición de "privilegiado" por medio del falso evangelio, cuando el Espíritu Santo te coloca en una situación terrible, en la cual si la entendieras no tendrías fuerzas ni para respirar.

¿No somos así por naturaleza? ¿No nos creemos buenos y más justos que los demás?

Si veíamos a una ramera, nos admirábamos de ella, pero estábamos persuadidos que nosotros éramos mejores, cuando en realidad éramos tan inmorales como ella.

Cuando llegas a una falsa iglesia, tu eres el centro, todo va a estar bien para ti, tu mereces las bendiciones de Dios y tienes que comenzar a alcanzar la victoria, pero tus apetitos carnales siguen vivos dentro de ti, tu enseñas y juzgas a otros, pero déjame decirte que si no has entendido que no existe tal cosa como hombres privilegiados sino que todos pecaron, sino que la ira de Dios viene sobre nosotros como un furioso huracán para castigar nuestras maldades, si cuando leíste "Arrepiéntanse" lo hiciste con un velo en tu corazón, como si ese mensaje no fuera para ti, sino para otros, estás sumergido en un engaño.

Cuando lees Sodoma y Gomorra, te admiras y lo enseñas como ejemplo a otros, pero no has entendido que somos igual de pecadores y perversos que ellos y a no ser que se te haya predicado el mensaje correcto, la verdad del Evangelio, no vas a escapar del juicio de Dios.

Tu no alcanzas la justificación por todas las obras que hagas en tu iglesia, esa es la gran mentira del engaño espiritual, todas nuestras obras son nada sin el poder del Señor salvándonos.

Quizás estás muy entretenido con todas las promesas que tu pastor te hace, promesas que levantan tu ego hasta la cima más alta, yo te proclamo un mensaje, ¡El juicio de Dios es justo!

Lee con atención esta palabra:

"Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo;
porque tú que juzgas haces lo mismo. Mas sabemos que el juicio de Dios contra los que practican tales cosas es según verdad. ¿Y piensas esto, oh hombre, tú que juzgas a los que tal hacen, y haces lo mismo, que tú escaparás del juicio de Dios? ¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?(Romanos 2:1-4)

Quizás cuando lees las escrituras no te involucras entre estos hombres, sino que piensas que estás fuera, si desde tu supuesta conversión ese ha sido tu espíritu, ¿Cómo es posible que hayas creído para salvación?

"Dijo Jesús: Para juicio he venido yo a este mundo; para que los que no ven, vean, y los que ven, sean cegados. Entonces algunos de los fariseos que estaban con él, al oír esto, le dijeron: ¿Acaso nosotros somos también ciegos? Jesús les respondió: Si fuerais ciegos, no tendríais pecado; mas ahora, porque decís: Vemos, vuestro pecado permanece"(Juan 9:39-41)

El evangelio de Cristo es para los que reconocen quebrantados de verdad que son malvados, pero el falso evangelio es para los que creen ser merecedores de algo y nunca alcanza salvación.

¿Te das cuenta? ¿Cómo has leído y recibido el evangelio? Si tu no entendiste que en medio de cada hombre malvado y pecador, desde Adan hasta los últimos malvados que nombra la Biblia, estabas tu al igual que ellos y que el mismo juicio justo que ellos recibieron está sobre ti, estás totalmente ciego y tu pecado permanece en ti.

Cuando lees pecadores no sientes nada, porque desde el primer momento en que llegaste a esa sinagoga de satanás tus falsos profetas no hicieron otra cosa que fortalecer tus manos, tu irritas a Dios y ellos te dicen que Dios va a bendecirte, que nada va a suceder, que hay paz para ti, yo imploro al Señor que si esta es tu situación te conceda misericordia.

Presta atención lo que el Espíritu Santo nos dice:

"¿Qué, pues? ¿Somos nosotros mejores que ellos? En ninguna manera; pues ya hemos acusado a judíos y a gentiles, que todos están bajo pecado. Como está escrito:
No hay justo, ni aun uno;

No hay quien entienda,

No hay quien busque a Dios.

Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles;

No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.



Sepulcro abierto es su garganta;

Con su lengua engañan.



Veneno de áspides hay debajo de sus labios;



Su boca está llena de maldición y de amargura.


Sus pies se apresuran para derramar sangre;

Quebranto y desventura hay en sus caminos; Y no conocieron camino de paz.


No hay temor de Dios delante de sus ojos.


Pero sabemos que todo lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley, para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios; ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él;

porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado"(Romanos 3:9-20

¿Entiendes lo que significa que no hay un solo justo? ¿Has leído este pasaje y te has involucrado como parte de lo que somos? Hombres corruptos y aborrecedores de Dios.

El falso evangelio te abrazó, porque con su lisonja seduce con palabras de lástima como si el hombre fuera víctima, ese espíritu inmundo clama "pobre el hombre, encima que llega sufriendo y lleno de problemas, ¿le vamos a decir que es pecador y lo que eso significa? Ahí caen en lazo de muerte.

Recuerda porque llegaste a tu iglesia, seguramente por un problema que tiene que ver con tus cosas personales, tu vida económica, tu familia, tu salud, etc....pero no has venido a Cristo porque se te predicó con poder el evangelio y se te dijo ¡Arrepiéntete y reconoce tus pecados! ¡Mira tus miserias y acércate quebrantado al Señor!

Desde el primer día que pusiste los pies en tu iglesia, solo has alimentado falsas esperanzas, todas ellas tienen que ver con lo terrenal y tu conciencia se fue cada días más y más cauterizando.

A no ser que hayas recibido el evangelio del Señor Jesús, no tienes nada.

¿Tu crees que el eunuco Etíope pidió bautizarse porque le gustaba practicar rituales? Imagina lo que Felipe le proclamó lleno del poder del Espíritu Santo quién lo guió hasta ese carro, no imagino a Felipe prometiéndole victoria sobre sus finanzas y sueños personales, sino diciéndole ¡Debes arrepentirte, tu eres pecador, debes reconocerlo y clamar por salvación!

El Etíope vio aquellas aguas y no quiso esperar ni un segundo más, bajó y fue bautizado porque creyó al que justifica al impío, pero para eso necesitaba entender cual era su condición, que es lo que el Señor decía de él, cual era su posición en las escrituras.

El falso evangelio evade todas estas verdades, quizás en esta madrugada estoy siendo guiado por el Señor para hablarte a ti, ruego que su poder te abra el entendimiento y puedas ver.

Para ir terminando quiero dejar el ejemplo de Abraham que muchos lo predican tanto.

¿Tu crees que Abraham era justo? ¿Tú piensas que el creyó ser un hombre privilegiado?

Para comenzar a entender veamos que nos dice la escritura

Reunió Josué a todas las tribus de Israel en Siquem, y llamó a los ancianos de Israel, sus príncipes, sus jueces y sus oficiales; y se presentaron delante de Dios. Y dijo Josué a todo el pueblo: Así dice Jehová, Dios de Israel: Vuestros padres habitaron antiguamente al otro lado del río, esto es, Taré, padre de Abraham y de Nacor; y servían a dioses extraños(Josué 24:1-2)

Abraham adoraba a otros dioses, el Señor lo saco de su parentela para santificarlo, no era por sus obras que el sería llamado justo, sino porque creyó al que justifica al impío, Abraham sabía que era un hombre impío, nada tenía que gloriarse delante de Dios.

Pero enseñan a Abraham para solo hablar de sus riquezas y así engañarte prometiéndote cumplir tus sueños, cuando ese no es el verdadero mensaje.

Abraham creyó a Dios porque Cristo entregó su vida por él, Abraham tenía fe porque el tenía puesta su mirada en una ciudad cuyo arquitecto es Dios, esa ciudad no es de este mundo, estamos hablando de la salvación, cuando hablamos de esa promesa, de ninguna manera podemos correr a Cristo, porque él es el Autor de esa Fe verdadera y de tan poderosa salvación.

Hebreos nos revela algo maravilloso.

"Conforme a la fe murieron todos estos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra.

Porque los que esto dicen, claramente dan a entender que buscan una patria; pues si hubiesen estado pensando en aquella de donde salieron, ciertamente tenían tiempo de volver. Pero anhelaban una mejor, esto es, celestial; por lo cual Dios no se avergüenza de llamarse Dios de ellos; porque les ha preparado una ciudad"(Hebreos 11:13-16).

Ellos solo miraron de lejos el evangelio de Cristo, pero lo creyeron, ellos anhelaban un patria mejor, la del cielo.

¿Cómo podían ellos anhelar algo así? Por el Espíritu de Cristo que moraba en ellos. ¿Puedes entender? Cuando te lean Hebreos 11 para llenarte de falsas promesas y alimentar mentiras en tu corazón, ya sabes que el testimonio de Fe de aquellos hombres fue creer al que justifica al impío, fue creer en el Hijo de Dios que se entregó para salvarlos de la justicia de Dios.

El Señor dijo algo al respecto:

"Abraham vuestro padre se gozó de que había de ver mi día; y lo vio, y se gozó"(Juan 8:56)

¿Puedes entender? ¿Dónde estaba el gozo de Abraham? De creer en el Señor Jesús, el cordero de Dios entregado para el perdón de los pecados, pero tienes que saber que Abraham , Moises y cada uno de esos hombres eran concientes de su maldad, ellos nunca vieron justicia alguna en ellos, sino que comprendieron la condición del hombre y así pudieron apreciar la gracia y el amor de Dios.

¿Dónde está tu gozo y tu fe?

"Qué, pues, diremos que halló Abraham, nuestro padre según la carne? Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qué gloriarse, pero no para con Dios. 3Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia.

Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda; mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia"(Romanos 4:1-5).

Abraham creyó al que justifica al impío, pero él sabía que era impío y que el Señor era su única esperanza.

Dios los bendiga.

viernes, 22 de agosto de 2014

El poder del Esprítu Santo, glorifica a Jesús

Dios bendiga a muchos al leer este mensaje, dándonos gracia a fin de vivir una vida que le agrade.

Quiero empezar este mensaje con una pregunta; ¿Es Dios una realidad en tu vida?

Para ti que andas desparramando palabrerías vanas, contando sueños y visiones carnales, ¿qué es lo que estás haciendo?.

¿Qué buscas con todas esas cosas? Lo que buscas es tu propia gloria.

"El que habla por su propia cuenta, su propia gloria busca; pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y no hay en él injusticia"(Juan 7:18).

Debes arrepentirte de ese mal, porque todo ese palabrerío no trae fruto alguno, sino solo frutos carnales de muerte, andas buscando demostrar alguna señal de poder, solo para ser admirado, el orgullo se apoderó de tu corazón, porque te sacias del engaño de satanás, porque tienes el mismo espíritu de los falsos profetas que hablan por su propia cuenta, porque ellos no fueron enviados por el Señor, ellos están para poner tropiezo a las almas carnales que lo único que buscan es solo justificarse y nunca reconocen de verdad sus pecados.

Rápidamente ocupan un cargo en sus congregaciones, pero los apetitos de la carne siguen mostrándose a flor de piel, no tienes más sensibilidad, todo te da igual, porque no hay santidad en ti.

Andas de un lugar a otro, siempre cayendo en manos de falsos profetas, siempre alimentándote de falsas doctrinas, pero tu dices que buscas a Dios, te justificas diciendo que a pesar de tus errores, Dios está contigo en esa búsqueda.

Quiero decirte que no existe tal cosa, no hay hombres con privilegios. Te imploro que entiendas, pecamos gravemente ante Dios cuando somos parte de una falsa iglesia, pecamos cuando seguimos a falsos profetas, pero no eres víctima, sino que es la inclinación malvada que tienes adentro de prostituirte espiritualmente que te lleva a nunca estar saciado, por eso necesitas todo el tiempo de "doctrinas nuevas" no soportas la única doctrina, porque ellas testifican que tus obras son malas y no quieres reconocer.

Te place escuchar que Dios te ama y que eres su hijo con solo decir unas palabras vacías y profesar una falsa confesión de pecado, sin ninguna reflexión profunda que hace pedazos el corazón, porque no es el Espíritu Santo el que obra en tu vida, sino palabras muertas de hombres perversos.

Hoy escuchas una doctrina de tu pastor, pero a los dos segundos sientes hambre y sales corriendo a buscar otra doctrina, no te sacias, nunca quedarás satisfecho, puedes visitar a todos los pobres del mundo, puedes ir a todos los hospitales y cárceles, puedes demostrar saber la biblia de memoria, puedes hablar bonito, puedes aparentar ser un cristiano, pero lo que nunca vas a poder es tener ese nuevo corazón prometido. Cualquiera puede tener todas las cosas que nombré, pero solo un hombre salvo puede tener ese nuevo corazón, porque es una obra poderosa de la propiedad exclusiva del Señor, nadie la puede llevar a cabo, los frutos de esa obra poderosa son más valiosa que todo el oro y la plata de este mundo.

Escuchas a un falso profeta, te prostituyes con él, pero no te alcanza, sales y vas en busca de otros mentirosos para saciar tu apetito carnal, ellos se presentan delante ti listos para fornicar contigo espiritualmente, con su falsa apariencia de santidad, te cautivan, porque no quieres escuchar la verdad, porque rechazas al Señor y te has entregado a la prostitución.

Te llenas de otro espíritu que lo único que produce en ti, es que cada vez estés peor, degradándote, ese espíritu te hizo perder la razón.

Tu consultas al dios carnal que has aceptado, y él te responde, pero no te justifiques, es tu pecado que te hace descarriar.

No te justifiques más, es tu maldad la que te ha desviado por ese camino de tinieblas, caminas sin darte cuenta en un abierto desafío al Dios Todopoderoso, ¿crees ser más fuerte que Él? ¿piensas que puedes burlarte?

Todo lo que tienes es aberrante delante del Señor, toda tu falsedad es aborrecible delante de Dios, son todos esos pecados que no te permiten convertirte de verdad a Dios, tu tendencia a prostituirte no te deja conocer al Señor. ¡Debes arrepentirte!

"Comerán, pero no se saciarán; fornicarán, mas no se multiplicarán, porque dejaron de servir a Jehová.

Fornicación, vino y mosto quitan el juicio. Mi pueblo a su ídolo de madera pregunta, y el leño le responde; porque espíritu de fornicaciones lo hizo errar, y dejaron a su Dios para fornicar"(Oseas 4:10-12).

" No piensan en convertirse a su Dios, porque espíritu de fornicación está en medio de ellos, y no conocen a Jehová"(Oseas 5:4).

Sigue hablando en esas falsas lenguas, queriendo que reconozcan en ti poder, pero Dios está muy lejos de ti, tus deseos muestran que solo quieres glorificarte a ti mismo, pero aborreces dar gloria a aquél que es digno de todo honor y gloria.


El Espíritu Santo glorifica al Señor Jesús, no a hombre alguno. El hombre que tiene el Espíritu Santo, no lo recibió para su gloria y orgullo, sino para gloria de Cristo, lo recibió para usar ese poder en favor del Reino y Obra de Dios, lo recibe para llevar a cabo lo que el Señor quiere, ¿puedes ver que tan lejos estás de ese poder?. Vives atrapado en esa vanidad carnal, debes arrepentirte, es grave ese pecado.

"Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena, la de la oración. Y era traído un hombre cojo de nacimiento, a quien ponían cada día a la puerta del templo que se llama la Hermosa, para que pidiese limosna de los que entraban en el templo. Éste, cuando vio a Pedro y a Juan que iban a entrar en el templo, les rogaba que le diesen limosna. Pedro, con Juan, fijando en él los ojos, le dijo: Míranos. Entonces él les estuvo atento, esperando recibir de ellos algo. Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda. Y tomándole por la mano derecha le levantó; y al momento se le afirmaron los pies y tobillos; y saltando, se puso en pie y anduvo; y entró con ellos en el templo, andando, y saltando, y alabando a Dios. Y todo el pueblo le vio andar y alabar a Dios. Y le reconocían que era el que se sentaba a pedir limosna a la puerta del templo, la Hermosa; y se llenaron de asombro y espanto por lo que le había sucedido.

Discurso de Pedro en el pórtico de Salomón

Y teniendo asidos a Pedro y a Juan el cojo que había sido sanado, todo el pueblo, atónito, concurrió a ellos al pórtico que se llama de Salomón. Viendo esto Pedro, respondió al pueblo: Varones israelitas, ¿por qué os maravilláis de esto? ¿o por qué ponéis los ojos en nosotros, como si por nuestro poder o piedad hubiésemos hecho andar a éste? El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su Hijo Jesús, a quien vosotros entregasteis y negasteis delante de Pilato, cuando éste había resuelto ponerle en libertad"(Hechos 3:1-13).

¿Cómo es la actitud de los falsos profetas y sus seguidores ante las falsas señales efectuadas por satanás? Todo lo contrario a la de Pedro, sino se llenan de orgullo y arrogancia, miran con altivez y someten a sus víctimas, les encanta ser admirados y reconocidos.

Tu has aprendido de ellos y te encanta ese camino, sigues la senda de muerte de ellos, el espíritu de los mentirosos es el de Simón el mago, ofreció dinero para obtener ese poder, fue duramente reprendido por su maldad, porque él buscaba su propia gloria, y el Espíritu Santo solo glorifica al único digno de toda gloria, honor y majestad, Jesús nuestro Señor y Salvador.

Todas tus hechicerías pronto serán juzgadas, sigue con todas esas artimañas espantosas, sigue haciendo de la Biblia un libro de auto ayuda, sigue blasfemando el nombre de Jesús como si fuera un genio de la lámpara, sigue complaciéndote en tu carne y prostitución.


Ruego a Dios que puedas ver y arrepentirte ante el Señor que en Cristo Jesús nos perdona.


Pedro dijo:

"Pueblo de Israel, ¿por qué les sorprende lo que ha pasado? ¿por qué nos miran como si por nuestro propio poder o virtud, hubiéramos hecho caminar a este hombre?

El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros antepasados, ha glorificado a su siervo Jesús"

Toda Gloria y honra sean dadas a nuestro Señor y Salvador.

Dios les bendiga.






lunes, 2 de junio de 2014

¿Por qué quieren bajar a Jesús de la Cruz?

Ruego al Señor haga su obra en los corazones, a no ser que Él nos resucite jamás entenderemos la verdad del evangelio.

"Y sentados le guardaban allí. Y pusieron sobre su cabeza su causa escrita: ÉSTE ES JESÚS, EL REY DE LOS JUDÍOS. Entonces crucificaron con él a dos ladrones, uno a la derecha, y otro a la izquierda. Y los que pasaban le injuriaban, meneando la cabeza,

y diciendo: Tú que derribas el templo, y en tres días lo reedificas,

sálvate a ti mismo; si eres Hijo de Dios, desciende de la cruz.De esta manera también los principales sacerdotes, escarneciéndole con los escribas y los fariseos y los ancianos, decían: A otros salvó, a sí mismo no se puede salvar; si es el Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, y creeremos en él. Confió en Dios; líbrele ahora si le quiere;

porque ha dicho: Soy Hijo de Dios. Lo mismo le injuriaban también los ladrones que estaban crucificados con él"(Mateo 27:36-44).


Muchos se dicen ser cristianos, pero blasfeman al Señor, esta es la realidad, estás parado ahí y lo único que sabes decir es , si eres el Hijo de Dios dame una vida próspera, arregla mi matrimonio, dame un auto nuevo, dame la casa de mi sueños, dame victoria en todo lo que hago aquí. ¿No es este el lenguaje moderno de un cristianismo dudoso?

Debes arrepentirte, tu ceguera no te deja ver a Jesús crucificado, al igual que satanás dicen, "Si eres el hijo de Dios haz esto o haz aquello", cuando deberías mirar a Cristo crucificado, postrarte y clamar quebrantado, ¡Señor perdóname! ¡Sálvame! ¡Tú eres Justo! ¡Yo soy pecador! ¡Merezco vivir toda una eternidad separado de ti.

El ejemplo perfecto de un cristiano que entendió el evangelio, que su corazón fue transformado por el Señor, es el que encontramos en aquella preciosa parábola del fariseo y el publicano, aquel hombre no podía ni levantar el rostro al cielo, solo rogaba misericordia por su vida, pero hoy muchos de una forma atrevida porque así son enseñados por sus pastores, se dirigen a Dios con palabras soberbias y exigentes. ¿Tú puedes exigir algo?

"Cómo decís: Nosotros somos sabios, y la ley de Jehová está con nosotros? Ciertamente la ha cambiado en mentira la pluma mentirosa de los escribas. 9Los sabios se avergonzaron, se espantaron y fueron consternados; he aquí que aborrecieron la palabra de Jehová; ¿y qué sabiduría tienen?(Jeremías 8:8-9)"

Aquellos hombres que pasaban cerca de la cruz, al ver a Jesús meneaban sus cabezas diciendo, ¡Si eres el Hijo de Dios baja de esa cruz!, otros decían, ¡Que baje de esa cruz y creeremos en él! Tú no quieres a Jesús en esa cruz, tu desearías que jamás hubiese ocurrido aquello, todos los falsos profetas, empezando por el papa católico y muchos otros, como evangélicos, etc, no quieren a Cristo crucificado, todos ellos predican a un Jesús que nunca fue a aquella cruz.

El evangelio falso que enseñan y aprenden es esta blasfemia, por eso inventan todo tipo de métodos carnales para no ofender a las personas y atraerlas. ¿Por qué quieren bajar de la cruz a Jesús? Nadie puede creer y ser salvo si no entiende la cruz de Cristo, ¿no leyeron a Felipe y el Etíope? ¿Qué le fue hablado a ese hombre? ¿No estaba leyendo Isaías?

Muchos de una manera hipócrita nombran la cruz de Cristo, pero en realidad menean la cabeza blasfemando, demandando todo tipo de señal del Hijo de Dios, tropiezan en Él, porque señal ya les fue dada y es precisamente la Cruz, aquella cruz que desprecian.

Ustedes dicen, "miren todo lo que el Señor puede hacer en tu vida" , "cree en Él". Sutilmente presentan un Cristo que escuchó la demanda de aquellos perversos y bajó de la Cruz para complacerlos y así todos creyeron en Él. Mentirosos, no predican la verdad para que Dios conceda el arrepentimiento.

Ustedes hacen lo mismo, solo quieren complacerse y complacer a sus víctimas.

Pero tengo muy malas noticias para todos los que están sumergidos en este evangelio falso, Jesús no bajó de la Cruz para complacer a nadie, sino que cumplió con toda la perfecta voluntad del Padre, para salvar a su pueblo, siendo Dios glorificado hasta lo sumo.

La Cruz es señal de lo cuan pecadores y perversos somos, pero también es la señal de la justicia de Dios y de su verdadero amor, miro a aquella cruz y me quebranto en mil pedazos, esa obra debe cautivarnos y llevarnos a clamar ¡Señor, eres digno que te honre, alabe y sirva!

Si hemos nacido de nuevo es para glorificar al Señor y llevar el evangelio verdadero, a fin de que otros puedan entender el llamado de Dios por medio de Cristo Jesús.

El sacrificio de Cristo no es vergüenza para los cristianos, pero muchos se avergüenzan de Él, por eso te unes a cualquiera sin importarte lo abominable de su doctrina.

Tu quieres sepultar la Cruz, como aquellos perversos, ¿por qué?, porque sabes que si tienes que hablar de ella, tendrás que decir, pero de vedad, ¡Soy pecador!, deberás entender lo que eso significa y deberás predicarlo a otros. Ellos sabían eso, por eso aborrecían la cruz, no soportaban verla, por eso demandaban todas esas cosas, pero debes entender, que solo el mensaje de la Cruz nos puede salvar.

Si Jesús hubiese bajado de la Cruz, ellos hubiesen estado alegres e irían en pos de él, pero estarían siguiendo a un mentiroso, como tu estás siguiendo a mentirosos, pero esto no ocurrió de esa manera.

En nuestros días, luchan con un gran afán por llevar a un Cristo que nunca estuvo en la Cruz, sino que se bajó y dejó a todos contentos y todos creyeron en él, en este Jesús falso quizás estás creyendo, por eso eres carnal y no hay un verdadero cambio en tu vida, no hay santidad, no hay madurez, no hay avance, sino solo degradación.

La Cruz del Señor es escándalo, por eso hablar de verdad acerca de Jesús es prácticamente increíble y repudiado.

La Cruz declara ¡Son todos pecadores! ¡No hay ni uno solo que sea justo! Allí se castigó los pecados de muchos, en la persona de nuestro Señor y Salvador Jesús.

Pero muchos no quieren escuchar al respecto, sino prefieren otra versión, la del Jesús que bajó del madero sano y salvo de aquella ira y que hoy está bajo tu dominio, por eso exiges, por eso demandas, por eso haces todo lo que te venga en gana.

Tú quieres bajarlo de la Cruz, tu quieres creer en Él de esa manera, pero la Biblia dice ¡No!. Él fue a ese madero en obediencia, ¡creo que el es el Hijo de Dios porque permaneció en aquella Cruz hasta la muerte, hasta que toda ira de Dios fue ejecutada y toda justicia cumplida y satisfecha. ¡Eso es suficiente!

Pero tu quieres creer en él por lo que tiene que demostrarte en señales y tantos otros absurdos.

No nos engañemos, Dios no puede ser burlado. ¿Hasta cuando vas a querer bajar a Cristo de la Cruz?

En nuestros días, llenos de maldad, han partido el mensaje del Evangelio, solo hablan de Jesús, pero de todos los milagros que hizo en su vida, así sacan de contexto esos pasajes para crear a un genio de la lámpara.

Hablar de Cristo en el mundo no es escandaloso, pero hablar de Jesús y la cruz es escandaloso.

¿Por qué existen tantos católicos , evangélicos, y tantas otras denominaciones? Simplemente porque ninguna predica la Cruz. Pablo dijo a los Corintios, que el no quería hablar nada humano, sino solo a Jesús y este crucificado, para que la fe de ellos sea la verdadera, la que proviene del Poder de Dios por la palabra de la Cruz. ¿Cuál es tu fe?

Hay una religión que dice que Jesús nunca murió en aquella cruz, sino que colocaron a otro hombre en su lugar, ¿te das cuenta? esta religión tiene a otro hombre por encima de Cristo, el que entiende sabe a quién me refiero.

Hoy en el cristianismo falso se predica lo mismo, disfrazada, pero el mensaje es el mismo, ¡Cristo nunca estuvo en esa Cruz!, sino que Él se salvó con su poder, él bajó, por eso no tengo que escuchar ni profundizar en lo que quiere decir que soy un pecador, por eso yo creo en él, me demuestra su poder en todo lo que le pido. Dios mío, abre tus ojos...


El Señor dijo: "El que quiera seguirme, niéguese a si mismo, tome su cruz y sígame"

No podemos escapar de ella, nuestra fe se prueba examinando si entendí el mensaje de la Cruz y si su poder es una realidad en mi vida santificándome día a día para gloria de Dios en Cristo Jesús.

Dios los bendiga.



viernes, 28 de febrero de 2014

Viviendo en el Reino de Dios

Hermanos, Dios los bendiga abundantemente a todos en Cristo Jesús.

En los Reinos del mundo cuando a un hombre se lo honraba, ya sea por su fidelidad, por su sabiduría, se lo colmaba de honores. El Rey mandaba a que se lo vistiera con una ropa real, para que todo el mundo viera y reconociera a aquel hombre a quien el Rey honraba. No cualquiera podía andar con las ropas reales, sino a quién el rey quería honrar.

En la Biblia encontramos ejemplos de esto, voy a citar algunos.

"El asunto pareció bien a Faraón y a sus siervos, y dijo Faraón a sus siervos: ¿Acaso hallaremos a otro hombre como éste, en quien esté el espíritu de Dios? Y dijo Faraón a José: Pues que Dios te ha hecho saber todo esto, no hay entendido ni sabio como tú. Tú estarás sobre mi casa, y por tu palabra se gobernará todo mi pueblo; solamente en el trono seré yo mayor que tú. 41Dijo además Faraón a José: He aquí yo te he puesto sobre toda la tierra de Egipto. Entonces Faraón quitó su anillo de su mano, y lo puso en la mano de José, y lo hizo vestir de ropas de lino finísimo, y puso un collar de oro en su cuello; y lo hizo subir en su segundo carro, y pregonaron delante de él: ¡Doblad la rodilla!; y lo puso sobre toda la tierra de Egipto"(Genesis 41:37-43).

"Aquella misma noche se le fue el sueño al rey, y dijo que le trajesen el libro de las memorias y crónicas, y que las leyeran en su presencia. 2Entonces hallaron escrito que Mardoqueo había denunciado el complot de Bigtán y de Teres, dos eunucos del rey, de la guardia de la puerta, que habían procurado poner mano en el rey Asuero. 3Y dijo el rey: ¿Qué honra o qué distinción se hizo a Mardoqueo por esto? Y respondieron los servidores del rey, sus oficiales: Nada se ha hecho con él.
4Entonces dijo el rey: ¿Quién está en el patio? Y Amán había venido al patio exterior de la casa real, para hablarle al rey para que hiciese colgar a Mardoqueo en la horca que él le tenía preparada. 5Y los servidores del rey le respondieron: He aquí Amán está en el patio. Y el rey dijo: Que entre. 6Entró, pues, Amán, y el rey le dijo: ¿Qué se hará al hombre cuya honra desea el rey? Y dijo Amán en su corazón: ¿A quién deseará el rey honrar más que a mí? 7Y respondió Amán al rey: Para el varón cuya honra desea el rey, 8traigan el vestido real de que el rey se viste, y el caballo en que el rey cabalga, y la corona real que está puesta en su cabeza; 9y den el vestido y el caballo en mano de alguno de los príncipes más nobles del rey, y vistan a aquel varón cuya honra desea el rey, y llévenlo en el caballo por la plaza de la ciudad, y pregonen delante de él: Así se hará al varón cuya honra desea el rey. 10Entonces el rey dijo a Amán: Date prisa, toma el vestido y el caballo, como tú has dicho, y hazlo así con el judío Mardoqueo, que se sienta a la puerta real; no omitas nada de todo lo que has dicho. 11Y Amán tomó el vestido y el caballo, y vistió a Mardoqueo, y lo condujo a caballo por la plaza de la ciudad, e hizo pregonar delante de él: Así se hará al varón cuya honra desea el rey.


"Entonces mandó Belsasar vestir a Daniel de púrpura, y poner en su cuello un collar de oro, y proclamar que él era el tercer señor del reino"(Daniel 5:29).


Yo quiero hablarte de Cristo, el Rey y Salvador, rechazado por casi todo el mundo. Porque hoy muchos afirman vivir en el Reino de Dios, pero no hay en ellos ni un mandamiento de ese Reino vivo en su corazón, Cristo es el hombre a quien Dios honró, es el siervo escogido del que se habla en Isaias.

Jesús vino al mundo y los judíos rechazaron a su Rey, gritando ¡No tenemos otro rey mas que César! ¿Por qué? porque ellos no pudieron ver en su ceguera al Rey, como muchos de ustedes no pueden ver al Rey, porque ustedes no reconocen la vestidura que Cristo el Rey traía puesta, como aquellos no pudieron ver esta vestidura, sino que ellos esperaban ver un rey orgulloso, un rey rico que viviera en lujos, un rey vestido de ropas lujosas, por esta ceguera han despreciado al verdadero Rey.


Tu sigues los mismos pasos, porque hoy tu dices, yo soy hijo del Rey, yo soy un rey, y andas codiciando todo lo que un mundano tiene, tu dices si este mundano tiene este auto lujoso, yo también lo tengo que tener, por esa maldad y ceguera es que andas por ahí lleno de orgullo y maldad. Te pregunto; ¿Jesús andaba con ropas lujosas y en medio de riquezas materiales?

Tu me puedes decir, ¡tu no viste a Jesús! ¡cómo puedes hablar de su vestidura!

Pero yo te digo, que gracias a su eterna palabra yo si puedo ver esa vestidura real, que como el resplandor del sol brillaba y mostraba que él era el Rey y Salvador a quién el Rey del cielo honró para que los hombres lo glorificaran.

"Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos.Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo:
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.
Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.
Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.
Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.
Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros"(Mateo 5:1-12).

El Señor afirma esto

"Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;"(Mateo 11:29) .

Las bienaventuranzas no eran simples enseñanzas, sino era la propia vestidura de Jesús que glorificaba al Padre quién nos envió al Rey y Salvador, nosotros debemos aprender esto de él.

Los supuestos cristianos de hoy son maldicientes, impuros, rencorosos, mentirosos, hambrientos de las cosas terrenales, orgullosos, viven en deleites. Esta es la vestidura que en muchos se ve, la vestidura inmunda del reino de satanás.

Tu dices que eres parte del Reino de Dios, sin embargo vives otros mandamientos tan lejanos a los del Reino del Cielo, la Biblia dice que nosotros somos reyes de Dios en la tierra.

"Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono; 5y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre,y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén."(Apocalipsis 1:4-6).

Tal honra nos ha sido dada por medio de Cristo el Rey soberano sobre todos los reinos de la tierra, pero para tu decepción, la vestidura que se nos ha dado no es la que tu crees engañado hasta ahora, no es la del César, tu miras a tus pastores y dan asco como espuman sus codicias y avaricias, como ostentan sus lujos y se glorian en su poder y riquezas, tu estás ahí con esa ropa esplendorosa ante los ojos del mundo, pero no conocida por Dios.

Arrepientete sino llegará el día en el que tu vas a pretender entrar en las bodas del Cordero, pero los del Reino del Padre no te conocerán, y el Rey mismo te dirá que no te conoce por tu vestidura inmunda, aquella a la que tu considerabas real y majestuosa.

"Entonces dijo a sus siervos: Las bodas a la verdad están preparadas; mas los que fueron convidados no eran dignos. 9Id, pues, a las salidas de los caminos, y llamad a las bodas a cuantos halléis. 10Y saliendo los siervos por los caminos, juntaron a todos los que hallaron, juntamente malos y buenos; y las bodas fueron llenas de convidados.
11Y entró el rey para ver a los convidados, y vio allí a un hombre que no estaba vestido de boda. 12Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Mas él enmudeció. 13Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes"(Mateo 22:8--11).

¿Te das cuenta? Si vives en el Reino de Dios, sus mandamientos debes obedecer, no hay lugar a otro, la vestidura que el te dá es la que hace tu luz brillar en este mundo, pero andas caminando por el mundo y no hay diferencia entre los incrédulos y tu, las vestiduras son las mismas.

Pero si de verdad has creído en el Evangelio y te has arrepentido, tu vestidura será claramente visible por los hombres del mundo y glorificaran a Dios, no a ti, ni a tus conquistas vanas, sino a Dios que te resucitó de entre los muertos y te dió tal honra, estarás revestido de Mateo 5 y el Espiritu Santo no dejará que esa ropa envejezca, mira a modo ejemplo la ropa de Israel, en todo su camino la ropa no se envejeció, es un pobre ejemplo, pero es real cuando Dios nos da tal honra.

"Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre! 18Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. 19Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros. Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. 21Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo. Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; 24porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse"(Lucas 15:17-24).

¿Puedes ver? ¿Que haras cuando te falten todas las mentiras que te hacen creer esos mentirosos y avaros? Medita y arrepientete, vuelve al Único Rey para que tus vestiduras sean verdaderas.

El Reina en nosotros en este mundo, pero no para satisfacer nuestros caprichos, sino para mostrar su sabiduría , misericordia y ser en nosotros santificado y glorificado.

Dios cien años antes que naciera le puso nombre a Ciro, Rey de Persia, quien iba a dejar en libertad de la cautividad babilónica a Israel, pero Dios venía anunciando la venida del Rey y Salvador que nos libraría de la esclavitud del pecado, si Israel debía respeto al Rey de persia, cuanto mas nosotros si decimos creer en el Rey y nuestro Salvador Jesús, debemos temblar ante él.

El rey de persia cuando conquistó babilonia, dandole destrucción al reino caldeo, fué el instrumento en las manos de Dios para hacer regresar a su pueblo a su tierra, para que ellos volvieran a adorar a Dios con gozo de corazón, Jesús vino para destruir las obras del diablo, esto es a su reino, me ha librado de sus garras y por él vuelvo a Dios para adorarlo en verdad.

Pero tu lo rechazas! Lo niegas! por que sus vestiduras son locuras para ti, te has embriagado en el rey ostentoso de meras cosas terrenales que satanás te ha mostrado, él es tu rey si es que andas en toda avaricia, mentira y maldad.

Nos insultan, nos ofenden, por hablar que el Rey verdadero es otro al que este cristianismo falso llama rey

¿Cómo puedes conocer los mandamientos del Reino de Dios? ¿Cómo puedes saber acerca del Rey verdadero? ¿Como puedes ser vestido de la fragancia de Cristo?

Lee esta palabra y guardala en tu corazón.

"Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad"(Juan 17:17).

Tira a la basura todos los libros de hombres que tienes, solo agarra la Biblia en tus manos, comienza a leerla con corazón quebrantado como el corazón de aquel jovén de la parábola, tu mayor bien es ser vestido con ropas del Reino de Dios, no desprecies este bien.

Es real que somos sacerdotes y reyes de Dios en esta tierra, pero no para vivir como enseñan los falsos profetas en deleites, lujos, avaricia, sino para vivir como el ánduvo.

"El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo".

Dios los bendiga.




jueves, 20 de febrero de 2014

Los ídolos de la Apostasía

Dios les bendiga en su gran amor por medio de Cristo Jesús.

Hoy quiero hablar al respecto de los ídolos de la Apostasía, quizás cuando te diga quienes son vas a sorprenderte. En realidad no son solo las imágenes del catolicismo o de alguna otra religión, los ídolos principales de la apostasía son los hombres.

La razón por la cual hoy millones de almas se están perdiendo en una eternidad separados de Dios, es por la desmedida admiración a los hombres, la cual llamo idolatría. De esta manera aún siendo las doctrinas más horrendas de un pastor, los idólatras no pueden ver tales herejías, sino que siguen sumergidos en este tremendo pecado, la palabra de Dios no tiene cabida en ellos, quiero destacar que no solo me refiero a una iglesia, sino también a los hogares supuestamente cristianos, cuando hombres andan haciendo cualquier cosa bajo el nombre de Jesús y sus esposas e hijos lo siguen, en vez de temblar, reprender a sus maridos, ellas son cómplices de el en todas sus maldades.

Tal idolatría los Apóstoles la resistieron en gran manera, sabiendo ellos que la única gloria pertenece al Señor, siendo concientes que aquellas almas solo debían mirar hacia Cristo, Pablo o Pedro cuando hablaban no estaban hablando de ellos mismos, sino del Salvador, del único que tiene la verdad y la autoridad para salvar.

Un ídolo de piedra, yeso o madera no existe en si mismo, no existiría si no fuera porque el hombre los creó y les infundió vida que no tienen, de la misma manera todos los falsos evangelios que hoy andan por el mundo no existirían si no fuera por los hombres que lo crearon y que le infundieron vida que tampoco tiene. ¿Te das cuenta? Ellos mismos se consideran dioses, hay muchos con nombres como Cash Luna, Cesar Castellanos, Maldonado, Omar Cabrera, Pedro Ibarra, Marcos Witt, el papa Francisco, Edir Macedo, a los cuales el mundo entero está adorando.

"Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; y no queréis venir a mí para que tengáis vida. Gloria de los hombres no recibo. Mas yo os conozco, que no tenéis amor de Dios en vosotros. Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís; si otro viniere en su propio nombre, a ése recibiréis"(Juan 5:39-43).

Lo que debemos entender que el único que ha decendido del cielo para traernos el Evangelio de Salvación el cual oyó del Padre fué Jesus nuestro Señor, el vino en nombre del Padre, o sea con toda autoridad y poder verdadero, más tarde los discípulos continuarían con la misma doctrina, cuando se habla de la doctrina de los Apóstoles, no se refiere a nuevas cosas, sino al Evangelio de Cristo enseñado a ellos, porque ni Pedro, ni Pablo ni nadie de nosotros descendio del cielo, sino que el que es de arriba vino al mundo con todo el apoyo o sea el testimonio de Dios el Padre.

Los Cristianos de Hechos, no debían moverse del Fundamento que es Cristo ni a un centímetro de distancia, sino recordemos lo que paso a Ananía y Safira para advertencia a la iglesia.

El Señor dijo algo que nos ayudará a entender con claridad lo que estamos hablando.

"Como el Padre me envió, así yo los envío a ustedes" ¿Puedes entender esta palabra? ¿Ves cuan serio es esto? De la misma manera que el Dios Padre envió a su Hijo a predicar las buenas nuevas del Reino, nosotros somos enviados teniendo un solo fundamento, del cual no podemos movernos, cuando hablamos que este fundamento es Cristo, no podemos de ninguna manera separarlo del Evangelio revelado y enseñado, el único que fué manifestado desde la gloria de los cielos.

Ahora entiendes por qué el Señor dijo "El que me sigue debe negarse a si mismo" esto es morir a nuestro yo, porque todo lo que me rodeaba en mi ámbito en el que vivo, o sea todo lo que aprendí terrenalmente y de lo cual me gloriaba no sirve de nada, pero cuando se me revela el Evangelio que fué traido desde las alturas, de la gloria de Dios, tengo todo lo terrenal como basura y soy semejante a aquel hombre que se menciona en la parábola, aquel hombre que encuentra en un campo un tesoro escondido, entonces vende todo lo que tiene y compra ese campo (Mateo 13:44)

Esto es negarse a si mismo, para obtener lo más precioso que podemos recibir, el evangelio del Reino de Dios, de otra manera es imposible.

Hoy están caminando tan lejos de Cristo, porque viven en el pecado de la idolatría, esto ya está en el corazón de los hombres y estos falsos profetas son levantados para caída de muchos, ellos aman ser alabados y adorados, más un verdadero siervo del Señor hará como los hermanos verdaderos.

" Y cierto hombre de Listra estaba sentado, imposibilitado de los pies, cojo de nacimiento, que jamás había andado. 9Éste oyó hablar a Pablo, el cual, fijando en él sus ojos, y viendo que tenía fe para ser sanado, dijo a gran voz: Levántate derecho sobre tus pies. Y él saltó, y anduvo. Entonces la gente, visto lo que Pablo había hecho, alzó la voz, diciendo en lengua licaónica: Dioses bajo la semejanza de hombres han descendido a nosotros. Y a Bernabé llamaban Júpiter, y a Pablo, Mercurio, porque éste era el que llevaba la palabra. Y el sacerdote de Júpiter, cuyo templo estaba frente a la ciudad, trajo toros y guirnaldas delante de las puertas, y juntamente con la muchedumbre quería ofrecer sacrificios. Cuando lo oyeron los apóstoles Bernabé y Pablo, rasgaron sus ropas, y se lanzaron entre la multitud, dando voces y diciendo: Varones, ¿por qué hacéis esto? Nosotros también somos hombres semejantes a vosotros, que os anunciamos que de estas vanidades os convirtáis al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos hay"(Hechos 14:8-15).

Pero hoy reciben a cualquiera que biene en su propio nombre, tal cual lo afirma el Señor. Estos mentirosos aunque niegan que les gusta ser alabados, con sus doctrinas muestran lo contrario, ellos son los creadores de un nuevo evangelio, terrenal y muerto, sin embargo tu sigues ahí adorándolos. Son mentirosos porque si sirvieran al Señor en verdad, no se hubieran movido ni a un centímetro del fundamento y si hubiesen errado se arrepentirían inmediatamente.

"Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos. Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos"(Romanos 16:17-18).

"Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal"(Filipenses 3:18-19).

Espero arda tu corazón con estas palabras, sirven a su vientre y el dios de ellos es el vientre, o sea ellos mismos se creen dioses y pecan terriblemente engañandose y engañando que son los creadores del evangelio de salvación y lo único en lo que piensan es en lo terrenal, no se puede esperar otra cosa, porque nada fuera de lo que descendio del cielo será del Reino de Dios, sino terrenal y diabólico. A ti te digo que estás metido en este tipo de engaño, arrepientete y cree en el verdadero evangelio, deja de ser idólatra y adora solo a Dios, porque desde el momento que tu pasas por alto su Palabra y pones por encima las herejías de tu ídolo pastor, pecas gravemente ante Dios.

Estos muchos que dice el Apóstol Pablo, también andan en nuestros días y en gran número, porque te hes mostrada una falsa señal te comportas como los de Listra, idolatrando a los hombres.

No nos engañemos, el ministerio de la Apostasía tiene como ídolo principal no a las imágenes, sino a los hombres, porque si las personas entendieran quién es el Papa Católico no lo recibirían, pero por cuanto lo reciben anque haya venido en su propio nombre y traiga a ellos solo cosas terrenales y vanas es que adoptan todas sus doctrinas nefastas y honran a todas sus imágenes, derriba al dios principal y todo lo demás será destruído.

Si las personas entendieran quien es Cash Luna, Maldonado, Castellanos...etc.... no los recibirían, pero estos mentirosos vienen en su propio nombre y traen todo lo terrenal y diabólico y los reciben, por eso van camino a la perdición junto a ellos, no puede haber cabida a la palabra de Dios, porque no han recibido al único que vino en el nombre del Padre, al único que ha venido desde los cielos, a Cristo el Señor.

De la misma manera tu mujer que ves a tu marido que profesa ser cristiano y anda por la vida haciendo todo lo malo y lo ocultas, lo sigues, por eso es grande la ruina espiritual de tu casa, el es tu ídolo y tu lo adoras sin importar lo que haga, derriba a tu ídolo y todas las demas ataduras de pecado serán borradas.

Tu hombre que andas por la vida creyendo que eres algo, derriba a tu ídolo que eres tu mismo y entiende que no somos nada, que somos malos, que solo por gracias hemos sido salvos si es que realmente el amor de Dios es una realidad en tu vida.

No hay otra manera para derribar al ídolo principal de la Apostasía que no sea leyendo las escrituras, con humildad, arrepintiéndonos de nuestros pecados y creyendo al único evangelio.

Una vez más, entiende que solo uno descendió del cielo y quién es digno de toda confianza y honra.

Tu tienes una biblia cerca, tómala y comienza a leerla todos los días, que el Señor te de entendimiento y abra tu corazón.

¿Te das cuenta que no existe tal cosa como Calvinismo, luterismo, arminiano y tantas otras cosas? Solo existe cristianismo, para honra y gloria de nuestro único Dios y Salvador que por amor se hizo hombre y se humilló al habitar entre nosotros para traernos salvación por medio de la cruz del Calvario.

Quiero remarcar que cuando hablo de apstasía no solo me refiero a una congregación, sino a los hogares también, porque hay muchos hombres que dicen ser cristianos y someten con amenazas diabólicas a su familia y ellos andan haciendo todo lo malo, mentirosos, están atestados de maldad, y ahí está la mujer siguiéndolo. Ananías fué el apostata y Safira pago las consecuencias por seguirlo. Tus hijos andan en cualquier cosa y nos les dices nada, no te olvides del Sacerdote Elí.

¿Somos o no sacerdotes del Señor? ¿Te das cuenta por que la ruina espiritual en tu casa y en las congregaciones?

No es casualidad que se le dijese a Timoteo

"Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren"(1Timoteo 4:16).

Miren, ¡cuídate de ti mismo! En otras palabras le está diciendo, ¡Tienes que estar muerto para el pecado pero vivo para Dios!

Estar muerto al pecado es negarse a si mismo, esto es la obra más poderosa del Espíritu Santo en una vida que fue salva, porque cuando éramos nuestro propio dios, vivíamos para el pecado, pero si ahora conozco al verdadero Dios he muerto al pecado.

Estar vivo para Dios, es seguir al Señor. ¿Te das cuenta como cobra sentido lo que Jesús nos enseñó? Y si los falsos profetas viven para el pecado, o sea para ellos mismos, al menos que me digas que hay un hombre justo y bueno fuera de Jesús hombre, ¿como te podrán llevar a conocer al Dios verdadero?

Si no vivimos para Dios, nuestra doctrina será confusa e incoherente, no se puede separar, o sea tendremos un evangelio falso, terrenal y no el evangelio que fué revelado desde las alturas.

Dios los bendiga.

martes, 18 de febrero de 2014

El Legalismo, nos es Cristianismo

Amados:

Ruego a Dios nos dé entendimiento por medio del Espíritu Santo.

¿Qué es el legalismo según la Biblia?

Porque frecuentemente tenemos que escuchar que somos legalistas, cuando nos referimos en contra de la navidad, o cuando resistimos la teología de la prosperidad o al G12, o a doctrinas falsas y profetas mentirosos, o cuando hablamos del sello distintivo del falso cristianismo que es la impureza.

Presos de una mentira no pueden ver la verdad, no se dan cuenta que el legalismo según las escrituras es todo lo mencionado anteriormente, porque el legalismo predica que la justificación y la santidad se alcanza por medio de esfuerzos personales.

Por ejemplo, los promotores de la teología de la prosperidad colocan mochilas muy pesadas sobre sus adeptos, ya que si no actúan en consecuencia a lo que demanda dicha doctrina, no alcanzarán favor alguno de Dios, los señalan como personas sin fe, que no agradan a Dios, los llaman de cobardes, incrédulos, de no tener el Espíritu Santo, de rebeldes y un montón de humillaciones mas que hieren y hacen sentir muy abrumada a las pobres almas que están en lazo de estas serpientes disfrazadas. Una de las frases más comunes es "Somos hijos del Rey, tenemos que vivir como tal, si un mundano tiene lo mejor, yo también" pero estos mentirosos se olvidan que el verdadero Rey dijo "Mi Reino no es de este mundo". La realidad es que en el evangelio de Cristo no existe tal doctrina de la prosperidad, ni muchos menos existe este dios que se parece a papa noel, que necesita todo el tiempo de dinero, joyas y bienes materiales para bendecir dando todo lo que le exigimos, porque se encuentra acorralado por nuestras ofrendas. Entonces estas almas viven atadas a estas prácticas para "agradar a Dios" y ser "bendecidos".

Para el Legalismo no basta creer que Jesús enseñó a no afanarse por la comida y el vestido, porque Dios sabe que tenemos necesidad de todas estas cosas para vivir, no basta que Jesús enseñó a no hacer tesoros en la tierra, sino en el cielo. Tu lees esto en la Biblia, pero si no le agregas la doctrina diabólica de la prosperidad, no eres un cristiano verdadero, es una condición para los que están sumergidos en este falso evangelio practicar tal enseñanza que no es bíblica. ¿Pueden entender?

Pongo otro ejemplo, nos tildan de legalista por reprender el ecumenismo, pero los defensores de esta doctrina viven en el legalismo y encierran a un montón de almas en el.

Porque no basta lo que el Espíritu Santo nos enseña claramente al respecto, no hay comunión entre Cristo y Belial y tantas otras enseñanzas al respecto.

"No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos?"(2Corintios 6:14-16).

Al no ser suficiente la enseñanza bíblica, ellos dicen que todos somos hermanos, que todos tenemos el mismo Dios y que todos tienen el Espíritu Santo, llaman al papa católico de profeta de Dios, blasfemia muy grande, no importa las horrendas doctrinas que las religiones practiquen, como por ejemplo las del catolicismo.

Pero si no te unes a este movimiento eres rebelde, no tienes amor de Dios, no tienes fe, no puedes agradar a Dios, colocan esta cadena en personas que sienten que no está bien esta doctrina, sal de ella de inmediato, porque la palabra de Dios es clara ante tus ojos. Los cautivos se sienten justificados y santos practicando esta doctrina, pero en realidad niegan la fe verdadera porque tal doctrina no tiene parte con el verdadero evangelio. Esas almas caminan cargando esa tremenda mochila de pecado.

Un último ejemplo que quiero citar es el G12 y los falsos profetas que andan por ahí espumando sus verguenzas.

Los defensores de ese movimiento y de los falsos profetas aseguran que si no te unes a ellos no eres parte del Reino de Dios, de la visión de Dios, que acarreas juicio por hablar de ellos y cuantas otras cosas, nos tildan de legalistas porque bíblicamente sacamos a la luz este movimiento hereje y a los falsos apóstoles de satanás, sin embargo ellos viven en un legalismo, porque tal movimiento no tienen parte con el evangelio de Cristo.

Ellos enseñan que sus visiones te llevan a agradar a Dios, no es suficiente que el Espíritu Santo nos dice que no hay otro evangelio, sino que algunos tergiversan el evangelio de Cristo

"Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo"(Galatas 1:6-7).

Al único evangelio le tienen que añadir o mejor dicho reemplazar por este "nuevo evangelio" para alcanzar la fe que nos salva.

Así podría seguir toda la noche citando ejemplos de legalismo, pero te digo algo para tu ayuda, todo el legalismo se encuentra en todo el falso cristianismo, espero puedas discernir y abrir los ojos, descubrir y salir corriendo. Se ha cambiado todo, al Evangelio de Cristo lo llaman legalismo y al legalismo , esto es el falso cristianismo y falso evangelio, lo llaman el evangelio de Cristo.

La carta a los Gálatas nos da una clara y bíblica enseñanza del legalismo, te invito que la leas en oración al Señor varias veces hasta que por gracia puedas entender.

Los legalistas de ese tiempo llamados judaizantes enseñaban que algunas leyes del AT eran aún obligatorias para los cristianos.

Decían y lo dicen hasta hoy algunos judíos falsos que las promesas de Dios solo alcanzan a los judíos, afirmaban que los gentiles debían circuncidarse para alcanzar salvación, no negaban que era necesario creer en Jesús, pero sutilmente colocaban en los corazones que no era suficiente, trastornando así el evangelio.

Pero el Apóstol de Dios fué contundente al respecto.

"Porque hay aún muchos contumaces, habladores de vanidades y engañadores, mayormente los de la circuncisión, a los cuales es preciso tapar la boca; que trastornan casas enteras, enseñando por ganancia deshonesta lo que no conviene"(Tito 1:10-11).

¿Cual era la motivación? ¿El amor de Dios en ellos? No!, sino la avaricia, al igual que los falsos profetas de hoy.

¿No pasa lo mismo en nuestros días? Los falsos maestros no niegan que debes "creer en Jesús", esa es su trampa en la que caen muchos, porque caso contrario saldrías corriendo si te lo dijeran abiertamente, pero tal cual lo hablado en algunos de los ejemplos que hemos mencionado, sutilmente colocan en tu corazón que no es suficiente creer en la cruz del Calvario, añadiendo al igual que los judaizantes sus doctrinas antibíblicas para que tu alcances la salvación.

Ruego a Dios que al leer Gálatas puedas ver claramente la inferioridad del falso evangelio (legalismo) respecto al verdadero Evangelio de Cristo.

Lo más notable es que nos tildan de legalistas y ellos que viven en un legalismo se conducen con un libertinaje que asusta, porque no hay Espíritu Santo en ellos.

En lugar de otorgar licencia para pecar, el Evangelio de Cristo nos provee poderosamente los medios para alcanzar la rectitud de demanda la ley de Dios, revelada por nuestro Señor Jesús.

¿Pueden ver la diferencia?

El legalismo predica que todo el esfuerzo que la persona lleva a cabo obedeciendo a todas sus doctrinas, ritos, fiestas, reglas, regulaciones, visiones, en fin, a toda su gran mentira, son necesarias para agradar a Dios y alcanzar la salvación.

Creo que si la gracia de Dios está sobre ti, vas a descubrir un montón de legalismo y vas a quitarte esa mochila pesada de pecado y vas a buscar al único e incomparable Dios y Salvador.

El legalismo que es el falso cristianismo niega la eficiencia de la Cruz de Cristo y es el más vehemente enemigo de la Gracia de Dios.

La carta a los Gálatas denuncia los peligros del legalismo y establece la esencial verdad de la Fe en el Hijo de Dios como único requisito de salvación.

Por ahí todo lo que has vivido hasta hoy sea puro legalismo, el cual te llevará a un agotamiento, confusión y verguenza.

Ahora podemos entender las palabras del Señor.

"Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga"(Mateo 11:28-30)

El Catolicismo está lleno de legalismo, las personas creen que por bautizar a sus hijos de niños o que hagan la comunión es suficiente para ser salvos. Si no lo hacen se sienten re mal, en deuda, ¿Se dan cuenta? Pero hablar de la Cruz de Cristo, de arrepentirse para ser salvo, para ellos es una locura sin valor. Los católicos creen que al pecar van al sacerdote a confesar sus pecados y este los manda a rezar un par de rezos mecánicos y mágicamente son perdonados, despues salgo y sigo con mi vida igual. Pero despues somos nosotros los legalistas cuando nos oponemos a sus doctrinas y fiestas diabólicas.

Miren lo que afirma el Espíritu Santo:

"He aquí, yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo. Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley. De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído. Pues nosotros por el Espíritu aguardamos por fe la esperanza de la justicia; 6porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor"(Gálatas 5:2-6).


No piensen que esto es solo para los judaizantes, sino para todos los que han caído y viven en un legalismo justificandose por cualquier doctrina. Si al practicar un rito de la ley de Moises se rompía con Cristo y se caía de la gracia, cuanto más lejos estaremos del Señor si practicamos otro evangelio.

Concluimos que no es ser legalistas cuando por el Espíritu Santo se juzga entre lo errado y correcto, entre lo santo y profano, no se es legalista cuando a la luz de las escrituras se desenmascara una doctrina del diablo o a un falso profeta, no soy legalista por discernir los espíritus.

Soy legalista cuando estoy atrapado por el poder del falso cristianismo, negando la Cruz del Calvario y el Evangelio Eterno como lo suficiente para mi salvación.

Dios los bendiga.